Sociedad civil pide no dilatar reforma P.N

Participación Ciudadana, la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la Alianza Dominicana Contra la Corrupción coincidieron ayer en no dilatar por más tiempo la reforma en la Policía Nacional.

Tras calificar como una “vagabundería” la jugada de presentar a dos agentes policiales como delincuentes rehabilitados, el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Manuel María Mercedes, sostuvo que la Policía debería pedir perdón por haberle faltado el respeto a la inteligencia de los dominicanos.

“En el marco de la falta de institucionalidad de la Policía Nacional y que se ha agravado más en la actual jefatura, hasta llegar a un extremo de mentirle a la población, va a profundizar mucho más en la población dominicana la falta de credibilidad que ha acabado de enterrar la actual jefatura”, dijo Mercedes.

Sostuvo que urge la necesidad de revisar las reformas pendientes dentro de la Policía Nacional , para crear una institución confiable, con carácter comunitario y, sobre todo, que responda a su propósito esencial, que es el de ser garante del orden y la paz ciudadanos.

Mientras, Julio César Tiburcio de la Rosa , coordinador de Alianza Dominicana Contra la Corrupción , se sumó a los sectores que ven preocupante que para proyectar eficiencia institucional la Policía recurra a artimañas que, por el contrario, no hacen más que agudizar el descrédito público frente a las acciones que está compelida a desarrollar.

“Falsear una información de esa naturaleza, de decir que policías son ex pandilleros, a todas luces se le está mintiendo a la sociedad. Esto, en cualquier país que no sea la República Dominicana , tendría en este momento al jefe de la Policía fuera de la institución, por haberle mentido a la sociedad dominicana”, dijo De la Rosa.

Califi có de grave el montaje orquestado por el jefe de la Dirección Central de Manejo de Grupos en Conflictos con la Ley , coronel Andrés Féliz Fernández, quien también entiende debería estar fuera de la Policía Nacional. Consideró, asimismo, que la Policía debe ampliar los niveles de credibilidad ante la opinión pública nacional, so pena de que la acción tramposa objeto de cuestionamientos se convierta en parte del quehacer institucional del llamado cuerpo del orden.

“Nosotros entendemos que es una oportunidad para que el presidente de la República , de una vez por todas, someta el proceso de reforma y profundización de cambios en la Policía Nacional , porque no podemos continuar por el camino que vamos.

Necesitamos una Policía creíble, confiable y capaz. Donde haya transparencia y no haya corrupción”, propuso De la Rosa. La Fundación Institucionalidad y Justicia mostró preocupación por el giro que a su juicio está tomando la crisis institucional en la Policía Nacional.

Participación Ciudadana

El coordinador nacional del movimiento cívico Participación Ciudadana, Santiago Sosa, también vio como incorrecto el montaje de la Policía , al pretender hacer pasar a dos agentes como jóvenes regenerados y rescatados de gangas juveniles, acción que llamaron a corregir.

“Se ha hablado de todas violaciones, y yo no sé realmente si hay la violación de una ley en medio de todo esto. Lo que sí nosotros creemos, es que es una acción incorrecta. Creo que es un hecho bueno que la propia institución reconozca el error que cometió al presentar a dos policías como supuestos delincuentes rehabilitados”, expresó.