Participación Ciudadana realizó un encuentro con congresistas

Participación Ciudadana realizó un encuentro con congresistas el pasado 4 de abril de 2006, en el que abordó el tema Anteproyecto de Ley de la Función Pública, el cual pretendo buscar la profesionalización de los servidores públicos. Esta norma es una herramienta que permitirá superar problemas de ineficiencia y corrupción presentes en nuestros países y que tanto mal ha causado a las economías y el desarrollo de nuestros pueblos.

A continuación los discurso pronunciados por el coordinador general de PC, Paulo Herrera MalufLisa J. Kubiske de la Embajada de EEUU y  Dino Sinigallia, jefe de la Delegación de la Comisión Europea en la República Dominicana y Cuba.


PAULO HERRERA MALUF
Discurso del Coordinador General, Paulo Herrera Maluf, pronunciado durante el Encuentro con Congresistas: Anteproyecto de Ley de la Función Pública

Buenos  días, señores miembros del Congreso y candidatos a Senadores, autoridades públicas, diplomáticos  y miembros de la prensa. Señores y Señoras:

Participación Ciudadana junto al conjunto de entidades agradece su participación en este encuentro de discusión del ANTEPROYECTO DE LEY DE FUNCION PUBLICA, que esperamos sustituya  la Ley 14/91 del 20 de mayo del 1991 de Servicio Civil y Carrera Administrativa.

La profesionalización de los servidores públicos es considerada hoy día una de las principales herramientas para superar problemas de ineficiencia y corrupción presentes en nuestros países y que tanto mal han causado a las economías y el desarrollo de nuestros pueblos.

En el caso dominicano, al 2005 existían 15,349 servidores públicos incorporados a la carrera, para un promedio de 2,700 al año desde 1995 al 2005, lo cual no ha llenado las expectativas ni de los servidores públicos, ni de la sociedad en sentido general; a pesar que el país cuenta con la Ley 14-91 de servicio Civil y Carrera Administrativa que data del año 1991.

Para nadie es un secreto que la existencia de la Ley actual 14-91 no garantiza los objetivos que estaba llamada a cumplir, entre otras razones porque la propia ley limitó la carrera  administrativa, ya que  los empleados de carrera  pueden ser  legalmente cancelados en cualquier momento, sin explicación alguna, sin tomar en cuenta que hubo un concurso o una evaluación previa a su incorporación, obviando la tecnificación del empleado o empleada, su especialización, el gasto público que se ha empleado en su capacitación, así como los años de dedicación al servicio del Estado, que en muchos casos representan toda una vida.

Adicional a esto, la falta de cumplimiento en el proceso de incorporación de servidores a la carrera puede explicarse en que tradicionalmente la ONAP como organismo responsable de la implementación de la Ley no ha contado con los recursos necesarios para hacer frente a esta responsabilidad.  Y es que el cumplimiento de tal tarea implicaría la contratación del personal necesario para realizar el proceso de evaluación de los servidores, así como la dotación de recursos técnicos y financieros.

Estas son algunas de las limitaciones principales de la ley; aparte de otros aspectos igualmente importantes y que se han convertido en una traba para que la República Dominica pueda mostrar la existencia y cumplimiento de una carrera administrativa, como se implementa en la mayoría de los países que han entendido la importancia  de la profesionalización de los servidores públicos en el marco de la Reforma del Estado.

Cabe señalar que países como El Salvador, Guatemala, Colombia, Ecuador,

Paraguay, Venezuela, Honduras, México, Perú y Nicaragua, por solo citar algunos, tienen incorporado en sus constituciones el establecimiento de la Función Pública y la Carrera de los Servidores Públicos.

Los dominicanos y dominicanas creemos que es posible mejorar la ley actual mediante la aprobación del Anteproyecto de Ley de la Función Pública.  Ciertamente, es necesario avanzar y ponernos de acuerdo en algunos aspectos del Anteproyecto que pueden ser mejorados tales como:

–          Disminuir el papel asignado al Presidente de la República, ya que en el Art 11,  párrafo II, Las funciones que se asignan al presidente lucen excesivas y podrían ser  inconstitucionales, en cuanto a reglamentar la carrera en organismos autónomos de rango constitucional como la Junta Central Electoral y la Cámara de Cuentas, órganos que son independientes del Poder Ejecutivo.

–          De igual forma no consideramos prudente la creación de una  Secretaria de Estado de la Función Pública como organismo rector del sistema de servicio civil.  Este será uno de los puntos a debatir en las vistas públicas que pueda convocar el Congreso cuando sea introducida la pieza.

–          Igualmente,debe revisarse la parte que autoriza al Presidente de la República, como lo hace el Anteproyecto de ley, a transferir cargos de libre nombramiento y remoción a la categoría de cargos de carrera , ya que esto podría  politizar el sistema, pues cada Presidente al final de su mandato se sentirá inclinado a dejar sus principales colaboradores (asesores, subdirectores, encargados, etc.) incorporados a la carrera, pudiendo ser estos colaboradores fieles a una persona y no necesariamente a la Administración.

–          Adicional a esto nos parece que el Contralor General de la República y los Gerentes y Subgerentes de empresas públicas deben ser parte de la Carrera Administrativa.

–          También consideramos que para que el Servicio Civil y la Carrera Administrativa tengan mayor calidad y haya transparencia en el ingreso, se deben eliminar los concursos internos,  para que todo puesto se abra a un concurso de libre competición o externo, donde los empleados de cada institución que lo deseen puedan participar.

–          Es conveniente que se mantenga la Ley 120 (Código de Ética del Servidor Público) ya que este es un buen instrumento, a pesar de que su puesta en vigencia se ha retrasado por intereses  de distinta naturaleza. La aplicación del mismo ayudaría grandemente a fortalecer el Servicio Civil en el país, por lo que deberemos debatir la posibilidad de derogar esta ley que se plantea en la propuesta.

–          Es inadecuado otorgar la posibilidad de  permanencia en una misma institución de cónyuges y quienes estén unidos por lazos de consanguinidad.  La permanencia daría la posibilidad de legitimar el nepotismo que tanto daño ha hecho a la administración pública en el país y de manera particular entraría en violación de la Convención Interamericana Contra la Corrupción , convertida en ley por el Congreso Dominicano y que establece en su Articulo III de las Medidas Preventivas en el inciso 1 que los Estados promoverán la aplicabilidad, dentro de sus propios sistemas, de  ¨normas de conducta para el correcto, honorable y adecuado cumplimiento de las funciones públicas. Estas normas deberán estar orientadas a prevenir conflictos de intereses.¨

Estas son sólo algunas observaciones que pueden ser debatidas en el marco del conocimiento del Anteproyecto de Ley.  Ojalá, Señores Congresistas, el país pueda ser pronto parte del conjunto de naciones que disponen de una ley adecuada y pensada en una administración Pública eficiente y de calidad al servicio de los ciudadanos y ciudadanas.

Muchas Gracias


LISA J. KUBISKE

Reunión Anual de Participación Ciudadana con Congresistas sobre Temas de Transparencia y Gobernabilidad

Martes, 4 de Abril 8:30
Hotel Santo Domingo
Salon Bohecio

Muy buenos días Señores Miembros del Congreso, Candidatos a Senadores, público presente y miembros de la prensa.

La Embajada de los Estados Unidos agradece al Coordinador General de Participación Ciudadana, Paulo Herrera Maluf por su invitación para participar en este importante encuentro, señalando la importancia de la creación de una verdadera carrera civil para funcionarios públicos.

El desarrollo y la implementación efectiva de una ley de servicio civil y carrera administrativa son pasos necesarios en la lucha contra la corrupción y crea las bases para la institucionalización y continuidad del estado.  En un mundo cada vez más globalizado y competitivo el país necesita servidores públicos en condiciones de administrar los servicios públicos con eficiencia y calidad.

Basados en la experiencia de un gran numero de países, sabemos que un sistema de selección y evaluación de desempeño adecuado del servidor público levanta la moral,  brinda una orientación positiva sobre las intenciones de las autoridades de turno en relación a dar cumplimiento a la implementación de políticas y programas de calidad.

Un sistema de gestión del servicio público adecuado también garantiza que el éxito de la carrera del servidor público esté determinada por el grado de eficiencia de su desempeño y su profesionalización.

Hay pasos importantes que pueden ser tomados para mejorar la aplicación de la ley vigente.   No obstante, el borrador de ley que hoy se introduce para la consideración de los honorables miembros del congreso también pueda constituirse un importante paso para la creación de una carrera civil.

La importancia e impacto social de esta ley, demanda una profunda búsqueda de consenso entre las fuerzas políticas y sociales del país, para que conduzca a un compromiso a garantizar la continuidad de su implementación sin importar la orientación política del gobierno de turno.

Se reconoce que ha habido un nivel de socialización del proyecto en el ámbito del Diálogo Nacional de 2005.  Estimamos que aún sería útil que haya más debates entre partidos políticos, sociedad civil y otros  sectores sociales, para que opinaran todos para asegurar la creación de tal consenso social.

La Embajada de los Estados Unidos continuará apoyando el fortalecimiento institucional siempre que veamos un esfuerzo y compromiso serio de las autoridades nacionales.

Debido a la gran importancia de este asunto para el país, estamos seguros de que se va a ver la presentación del proyecto de ley lo antes posible y que el Congreso se encargará del debate, mostrando el gran interés por ver que el país enfrente este problema con la seriedad que amerita.

Muchas gracias!


DINO SINIGALLIA

Discurso de Dino Sinigallia, jefe de la Delegación de la Comisión Europea en la República Dominicana y Cuba, sobre la Ley de la Función Pública

Honorables miembros del Congreso de la República Dominicana,

Honorables invitados, señoras y señores:

Agradezco la oportunidad brindada para hablarles de esta importante Ley sobre la Función Pública y aprovecho mi presencia para hacer una breve reflexión sobre el significado de la misma.

El desafío principal que enfrenta la comunidad internacional es la lucha contra la pobreza, en todas sus dimensiones. Para la Unión Europea, esta lucha es el eje central de sus políticas externas. Una condición conexa para lograr un desarrollo económico y social sostenible es que haya un cierto nivel de gobernabilidad política y económica. Sin Estado de Derecho y seguridad jurídica, transparencia y neutralidad de las decisiones de la administración estatal, será difícil asentar procesos duraderos de desarrollo.

La Unión Europea está convencida de que la continuidad del Estado es una condición necesaria para construir una democracia efectiva y una institucionalidad sólida. Está igualmente convencida de que una administración pública gestionada por funcionarios profesionales seleccionados sobre la base del mérito, a través de oposiciones transparentes, es otra condición necesaria para construir un Estado eficiente y transparente.

En el ámbito de la administración pública, la República Dominicana enfrenta el reto de  incrementar la eficiencia e imparcialidad de la administración del Estado. El establecimiento de un servicio de carrera civil profesional, independiente y  basado en el mérito es una precondición para la sostenibilidad de los resultados sustanciales de la reforma. Así, se aseguraría la continuidad de una administración pública al servicio de los ciudadanos.

Toda administración moderna debe dotarse de instrumentos y procedimientos claros y sistemáticos que hagan las reglas trasparentes. Estos son elementos claves de una estrategia de prevención de la corrupción a corto, medio y largo plazo.

Nos complace señalar que observamos iniciativas importantes, que  contribuyen a los esfuerzos de una profesionalización en el servicio público en RD. El compromiso internacional de la RD se refleja en su participación como signatario de la Carta Iberoamericana de la Función Pública, que propone la profesionalización de la gestión pública, la calidad en el servicio, la eficacia y eficiencia de las administraciones públicas. En este contexto tan propicio, esperamos con impaciencia la ejecución del primer concurso público de oposición para el sector financiero que se espera para este año.

Estamos convencidos de que la R D se dotará en un breve plazo de una administración pública moderna y profesionalizada, que sirva con objetividad e independencia los intereses generales de la nación. Y para el logro de este objetivo, que juzgamos prioritario, la Unión Europea siempre estará dispuesta a apoyar los esfuerzos de las autoridades dominicanas.

Esta propuesta de ley que ustedes van a discutir nos parece un elemento esencial para lograr esa continuidad, eficiencia y transparencia de Estado, que son imprescindibles para consolidar una sociedad moderna y democrática. Nuestra convicción se ha puesto en práctica. El PARME, que es el mayor programa actualmente vigente del Fondo Europeo de Desarrollo, ha contribuido de manera importante a la elaboración de la propuesta de ley que tienen en sus manos hoy.

La UE está comprometida a acompañar y contribuir a enfrentar estos retos, no sólo en el presente sino también en el futuro. Aprovecho esta oportunidad también para informarles que esta misma semana en el país, la Unión europea y el Caribe van a tener un seminario regional de envergadura para sentar las bases de una estrategia de cooperación entre la UE y el Caribe para los años 2008 – 2013. No cabe duda de que el compromiso con la institucionalidad democrática de nuestros socios es un factor crítico para la UE. Si esta discusión conduce a la aprobación rápida de esta ley, esto mandaría una señal muy positiva para el futuro de la cooperación de la UE con la República Dominicana.