La justicia en la República Dominicana necesita mostrar independencia ante la interferencia política

Santo Domingo/Berlín, 8 de abril de 2015 – Transparency International, la organización líder de la sociedad civil luchando contra la corrupción alrededor del mundo y su capítulo nacional en la República Dominicana, Participación Ciudadana, están preocupados ante los presuntos casos de gran corrupción por parte de miembros de la élite política del país, y la aparente falta de autonomía de la Corte Suprema para juzgarlos.

Un Poder Judicial independiente es pieza clave de la democracia y un pilar fundamental en el sistema nacional de integridad de un país. Sin embargo, la aparente impunidad de la cual gozan actores políticos miembros del partido en el poder, como lo muestra el reciente escándalo que involucra al senador Felix Bautista, hace cuestionar el funcionamiento real y efectivo de las instituciones democráticas en el país caribeño.

El senador Bautista fue acusado de corrupción administrativa y otros delitos penales durante el tiempo que se desempeñó como Director de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado en el periodo 2004 a 2010.

El Ministerio Público presentó un caso de corrupción bien documentado, mostrando entre otras cosas un enorme desacuerdo entre lo que Bautista reportó en su declaración patrimonial y lo que sus cuentas bancarias revelan. Sin embargo, un magistrado de la Corte Suprema desecho el caso, aludiendo que no había pruebas suficientes para seguir adelante con el caso. Este juez es miembro del partido al cual el acusado pertenece y en el cual ostenta un alto cargo en la jerarquía partidaria.

Esta decisión ha sido cuestionada por amplios sectores de la sociedad y ha motivado a miles de personas a salir a las calles.

“Para evitar que este caso se vuelva una caricatura de como la corrupción y la impunidad prevalecen sobre los valores democráticos en la República Dominicana, este necesita ser revisado siguiendo el debido proceso y la autonomía de quienes estén a cargo deberá estar garantizada. Las personas en la República Dominicana están agotadas con razón, ante la impunidad de la cual gozan los corruptos y poderosos en el país, por eso no sorprende que salgan a manifestarse a las calles” dijo Alejandro Salas, el Director Regional para las Américas de Transparency International.

Los jefes y jefas de Estado de las Américas se reúnen esta semana en Panamá en la Cumbre de las Américas, donde gobernabilidad democrática y participación ciudadana serán parte central de su agenda. Mientras este evento ocurre, la República Dominicana tiene la oportunidad histórica de mostrar que los temas de corrupción se tratan con seriedad y que el país puede ser ejemplo de cómo se pueden hacer bien las cosas en la región.

Para que ello suceda, Transparency International, junto con Participación Ciudadana, pide que:

  • El caso del senador Bautista sea reabierto a partir de la apelación presentada por el Ministerio Público
  • Que se lleve a cabo una amplia reforma en el sector justicia para garantizar su autonomía y calidad, con particular énfasis en eliminar la interferencia política en las decisiones de los jueces
  •  Los líderes en la República Dominicana escuchen y actúen ante el pedido de justicia de amplios sectores ciudadanos.

Transparency International es la organización global de la sociedad civil que lidera la lucha contra la corrupción en el mundo.
Contacto de prensa:
Natalie Baharav
T: +49 30 34 38 20 666
E: press@transparency.org