Apoyo a la concertación

  • Respaldo a la distensión iniciada por el Presidente Mejía; es necesaria una amplia concertación y cierta tregua política.
  • La persistente amenaza de reforma constitucional sin consenso sólo sirve para crear incertidumbre.
  • Es urgente concertar un acuerdo nacional para combatir la pobreza y promover el desarrollo nacional, que incluya una agenda constitucional y legislativa.

El movimiento cívico Participación Ciudadana respalda los planteamientos en pro de la concertación y colaboración política formulados en los últimos días por el ciudadano presidente de la República, agrónomo Hipólito Mejía, al tiempo que celebra los contactos con el líder reformista doctor Joaquín Balaguer y el encuentro con el ex presidente Leonel Fernández.

El compromiso presidencial de colaborar, sin ningún género de discriminación, con los síndicos electos del Partido de la Liberación Dominicana y del Partido Reformista Social Cristiano es un hecho positivo que amerita ponderación y consecuencia.

Los contactos en los más altos niveles políticos deben proseguir  con determinación y voluntad de concertación para las tareas legislativas pendientes, la reforma constitucional y la gestión gubernamental.

Es imperativo crear un clima adecuado a la intercolaboración para que la atención nacional se concentre en la búsqueda de acuerdos que reduzcan las contradicciones y divergencias y para lograr cierta tregua política tras la larga y costosa campaña electoral.

Esa tregua debería extenderse siquiera hasta comienzo del próximo año, aplazándose el lanzamiento de precandidaturas para las elecciones presidenciales del 2004, que ya se anuncian en los medios de comunicación.

También hay que rechazar la persistente amenaza de algunos legisladores de ejecutar una reforma constitucional sin consenso, algo que se ha evidenciado como carente de viabilidad y que sólo ha servido para crear incertidumbres.

La madurez del liderazgo político nacional debe evitar una repetición de los enfrentamientos del pasado, dando paso a una elección por consenso de los jueces electorales, del comité ejecutivo de la Liga Municipal Dominicana y de los bufetes directivos de las cámaras legislativas, tomando en cuenta tanto a las mayorías como a las minorías.

Tomamos la palabra al Presidente Mejía en el sentido de que debe dejarse al nuevo Congreso la tarea de reformar la Constitución, previa concertación que debe comenzar en el propio partido de gobierno, dividido al respecto, y abarcar a todas las fuerzas políticas y a las instituciones representativas de la sociedad civil.

Al respecto habría que retornar al Pacto para la Reforma Constitucional suscrito en septiembre del año pasado por los líderes de los partidos mayoritarios y el Presidente de la República como testigo.

El Congreso saliente carece ya de tiempo para lograr el necesario consenso y ejecutar ponderadamente las reformas que demanda el conjunto de la sociedad dominicana. Al asumir su responsabilidad, los nuevos legisladores estarán más comprometidos con la concertación y la ponderación que aquellos que se retiran.

También queremos reconocer la posición manifestada por el mandatario  de rechazo a la pretensión de algunos legisladores y dirigentes políticos de liquidar la inamovilidad de los jueces, uno de los avances más significativos de los últimos años en el proceso de institucionalidad democrática

En Participación Ciudadana creemos que la nación debe hacer un esfuerzo para concentrar su atención en las políticas sociales llamadas a combatir la pobreza, en la conclusión de una serie de reformas económicas y sociales largamente aplazadas y en la renovación de impulsos al desarrollo nacional.

Esperamos que la distensión dé paso a la convocatoria de un gran acuerdo nacional en el que participen las fuerzas políticas y los sectores sociales y económicos más representativos.

Así mismo creemos que antes de llegar a la mitad del período constitucional el gobierno debe renovar su esfuerzo por impulsar una serie de mecanismos y organismos que ha creado para promover la participación social en su gestión.

Participación Ciudadana llama a los diversos sectores políticos y sociales a pronunciarse en apoyo al clima de distensión y a la concertación política y social para que avancemos todos juntos a un gran encuentro por el desarrollo y el combate a la pobreza.-