Sobre las propuestas de reformas electorales y de ley de partidos

Participación Ciudadana expresa su beneplácito y felicita a la Junta Central Electoral por hacer uso de su facultad de iniciativa legislativa que la Constitución le confiere en materia electoral para introducir ante el Congreso un anteproyecto de ley para reformar la actual Ley Electoral y otro sobre los partidos políticos.

La necesidad, con cierta urgencia, de ambas iniciativas legislativas, es compartida por amplios sectores de la sociedad civil y de la sociedad política.


La acumulación de experiencias y las transformaciones ocurridas en el ámbito electoral aconsejan una reforma integral, no otras modificaciones, a una ley promulgada en 1997. Por otra parte, no parece razonable ni políticamente conveniente que no contemos  con una Ley de Partidos Políticos, a pesar  de los esfuerzos para su aprobación y los consensos establecidos desde hace más de diez años.


 Nos complace conocer la intención de la Junta Central Electoral de aprovechar la oportunidad para que las disposiciones sobre los órganismos que administran los procesos electorales y conocen de las controversias, así como todo lo relativo a lo electoral de los partidos políticos se consignen en la Ley Electoral y en la Ley de Partidos Políticos, con miras a fortalecer las instituciones esenciales en la democracia y sus funciones en el sistema político.

Frente a las elecciones presidenciales que se realizan en mayo del próximo año, Participación Ciudadana reitera su decisión de realizar, como es ya tradición, una observación electoral a todo el proceso con la participación de voluntarios de la sociedad civil en todo el territorio nacional, así como el conteo rápido el día mismo de las elecciones.

Nos mueve a hacerlo de nuevo la contribución que este ejercicio de ciudadanía ha significado para la legitimidad de los procesos electorales y la aceptación de sus resultados por parte de la ciudadanía en general y de los actores políticos partidarios en particular.


Gracias a los avances en materia de administración y gestión  electoral logrados por la Junta Central Electoral, que van desde un eficiente Padrón Electoral conocido y difundido, incluyendo una más amplia, oportuna y mejor formación a los integrantes de las mesas electorales, así como los distintos dispositivos de seguridad establecidos a todo lo largo del proceso,  se logrará la observación electoral haciendo énfasis en el proceso anterior al día de las elecciones, donde se producen las acciones de condicionamiento de la voluntad del elector.


Esperamos que las iniciativas legislativas de la Junta Central Electoral sean aprobadas por el Congreso Nacional oportunamente para que rijan el próximo torneo electoral, después de los debates y consensos convenientes.  Confiamos también continuar con la apertura que siempre hemos recibido de la Junta Central Electoral para una nueva contribución de Participación Ciudadana a la consolidación de la legitimidad del proceso electoral a través de la Observación Electoral y del procedimiento del Conteo Rápido.


CONSEJO NACIONAL