Pc Presentó Su Plan De Observación Electoral Del 2008

En un concurrido acto el Movimiento Cívico no partidista, Participación Ciudadana presentó su Plan de Observación de las Elecciones Presidenciales de Mayo 2008.

El acto fue encabezado por el Consejo Nacional de Participación Ciudadana y su coordinador general, Francisco Checo. La  presentación del programa de observación electoral estuvo a cargo de Javier Cabreja, director ejecutivo de PC.

Con el lanzamiento de este plan la institución  pretende dar continuidad a una historia de 12 años de observación electoral, contribuyendo con la transparencia y el fortalecimiento de la institucionalidad nacional.

Desde 1996 Participación Ciudadana ha desarrollado una serie de exitosas experiencias de observación electoral en elecciones presidenciales, congresuales y municipales,  integrando masivamente a la ciudadanía al monitoreo de estos procesos.

El Coordinador General de Participación Ciudadana, Francisco Checo, al dirigirse a los presentes en el acto manifestó que “hay que repetir una vez más que la institución no busca sustituir a los partidos políticos. Por el contrario queremos su fortalecimiento, para evitar que siga minándose su credibilidad y que nos estallen las crisis que han sacudido a muchas de las democracias infra desarrolladas de América Latina. Luchando por su fortalecimiento hemos consumido buena parte de nuestro tiempo y recursos en nuestros 15 años de existencia. No nos llamamos a engaño: no hay democracia sin partidos políticos. Pero por esa misma razón, si los que tenemos no se renuevan, más temprano que tarde tendrán que ser sustituidos, pero por otros partidos”.

Explicó que es urgente la reglamentación de las campañas electorales en orden a limitar su extensión y costo, para evitar que el poder del desbordamiento del dinero, -casi siempre extraído de las arcas del Estado, o proveniente de tráficos ilícitos como el de las drogas, o distraído de los ahorros encomendados a los bancos- sea un factor tan determinante en la elección de candidatos y luego de los regentes de la cosa pública.

Añadió el coordinador de PC, que hay que volver a lamentar la frustración de los proyectos de reglamentación, de las campañas y de las finanzas de los partidos, elaborados por la Cámara Administrativa de la Junta Central Electoral. La discusión del primero consumió la mayor parte del año pasado, sin dar tiempo siquiera a que se conociera el segundo.

Estas iniciativas han servido para crear nuevos espacios de participación de la ciudadanía en el ámbito público y han consolidado un formidable mecanismo  a través del cual la sociedad civil puede vigilar la soberanía del voto, disuadir  posibilidades de fraudes y avalar la transparencia de los procesos electorales.

El alcance nacional de la observación electoral  que se llevará a cabo en este año 2008, establecerá un nivel de compromiso con las organizaciones locales, iglesia y centros educativos que las integrará de manera activa a las diferentes etapas del proceso. También se promoverá la  participación activa de  ciudadanos/as notables y líderes locales que sirvan de referencia para el proceso.

Para estas elecciones Participación Ciudadana cuenta con una Red de Observadores/as  Voluntarios/as de 4,000 personas, que llevarán a cabo la observación de colegios electorales, centros de votación y Juntas Electorales, de manera fija  e  itinerante, por todo el país.

El plan  resalta la importancia de contribuir a la formación de ciudadanos críticos, con capacidad de aportar y defender los valores democráticos.

Además, se hace mención del Código de Ética Electoral, el cual establece un marco de referencia para los partidos políticos, y la ciudadanía en sentido general, de lo que debe ser una campaña electoral acogida al cumplimiento de las normas y los principios éticos que consolidan la democracia.

El plan de observación electoral que ejecutará en la actualidad Participación Ciudadana incluye seguimiento al proceso mas allá de la jornada de votaciones, como una forma de cumplir el objetivo de realizar una labor integral que documente los principales aspectos de nuestra cultura política y pueda contribuir al fortalecimiento del sistema democrático dominicano.