PC cuestiona informe oficial sobre la Presa de Tavera

El paso de la tormenta Olga los días 11 y 12 de diciembre de 2007 dejó una secuela de males. Pérdidas de vidas humanas, centenares de viviendas destruidas, locales comerciales arruinados, miles de damnificados, puentes rotos, calles y carreteras averiadas, estragos en la ganadería y la agricultura,  desbordamiento de ríos e inundaciones por doquier, hambre, desolación, angustia, impotencia. Gran parte de la opinión pública consideró que muchos de estos daños se debieron al mal manejo de la Presa de Tavera, particularmente a la forma en que la misma fue desaguada.

Por tal razón, poco después del funesto suceso, el Poder Ejecutivo decidió designar una Comisión Presidencial presidida por el Secretario de Estado de las Fuerzas Armadas para que investigara los hechos y rindiera un informe en un plazo no mayor de 90 días. Por otro lado, una comisión integrada por prestigiosos ciudadanos, profesionales y académicos de incuestionable proceder, denominada Comisión de Santiago tomó la loable iniciativa de investigar la situación creada por la tormenta Olga y el manejo de las compuertas de Tavera. Formaron parte de esta comisión, entre otros, el Ing. RAFAEL COROMINAS PEPIN, Ex Secretario de Estado de Obras Publicas y Comunicaciones; ORLANDO FRANCO, Ingeniero Civil, con Maestría en Geotecnia;  OSIRIS DE LEON, Ingeniero Geólogo y de Minas, Especialista en Estudios Geofísicos, Hidrogeológicos y Ambiental; ERVIN VARGAS, Ingeniería Civil, Maestría en Ingeniería Ambiental, Ex Presidente del CODIA;  LUIS PEÑA, Ingeniero y Geólogo de Minas, Maestría en Gestión Ambiental; DANILO GONZALEZ, Ingeniero Electromecánico, Encargado de Operación Presa de Tavera-Huracán David; ROLANDO MARTINEZ, Ingeniero Electromecánico, Supervisor de Taveras y Encargado de Planta, Presas de  Jimenoa y Rincón;  ROBERTO SURIEL, Ingeniero de Minas y Metalurgia, Maestría en Planificación y Economía Minera; CARLOS MANUEL ESTRELLA, Periodista, Abogado; JOSE DEVAREZ, Periodista, Educador, y ENMANUEL CASTILLO, Sociólogo

El 29 de enero de 2008 la Comisión de Santiago rindió un pormenorizado informe. Dicho informe señala, entre otras cosas, que el fenómeno fue detectado por el Centro de Huracanes de Miami, que puso en sobre aviso a las autoridades nacionales “ante la posible amenaza de tormenta”, por lo que el Presidente de la República convocó a su  Despacho, la misma noche del 9 de diciembre, a  los miembros del Comité Nacional de Emergencia; analiza lo que a su juicio son las causas reales y posibles de los hechos investigados y culmina con una serie de recomendaciones consideradas pertinentes sobre aspectos vitales para el mejor manejo de la  Presa Tavera – Bao – Angostura.

La Comisión de Santiago aporta datos sobre las fallas del sistema, revelando situaciones concretas que acusan negligencia o inexplicable torpeza, inobservancia  y deficiencias  en el manejo de los instructivos y manuales de prevención, atribuyendo  responsabilidades de los daños causados a las Autoridades de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales y/o a las Autoridades de la Empresa Generadora Hidroeléctrica Dominicana, que “le dieron mas valor al agua almacenada en el embase para producir energía eléctrica que a la vida de los residentes en las márgenes del río Yaque.”

La reacción del sector oficial, lejos de toda mesura,  fue descalificar el referido informe y darle un sesgo político partidista. Se llegó a cuestionar la  idoneidad de sus autores y el derecho que tiene todo ciudadano y ciudadana  a hacer sus propios estudios y sacar sus propias conclusiones frente a hechos de tal magnitud.

Participación Ciudadana, como movimiento cívico no partidista, no experta en el tema tratado, prefirió, antes de fijar posición, esperar el Informe Oficial que sobre el suceso habría de rendir la Comisión Presidencial, la cual dictaminó que el desagüe y manejo de la Presa de Tavera “fue correcto y no hubo negligencia”  gracias a lo cual  se pudieron evitar males mayores.

Participación Ciudadana, sin embargo, quiere consignar que le resulta extraño que  en el informe oficial se afirme que el conjunto de organismos estatales “no funcionó de forma adecuada” por  falta de coordinación, para luego concluir que “actuó de manera correcta”. Nuestra institución quiere dar testimonio de que le merece mayor credibilidad, por considerarlo mas veraz e imparcial, el informe rendido por la Comisión de Santiago, no desvirtuado de manera convincente por el Informe Oficial.

Y quiere, sobretodo, advertir y  dejar claramente establecido que defenderá, en todo momento, el derecho a la libre expresión y discusión de las ideas, la participación comunitaria y el valor de las iniciativas que, en ese orden asuman las personas, físicas o morales, preocupadas por establecer la verdad y recomendar las medidas que entiendan efectivas y necesarias para la mejor defensa y protección del bien social.

Consejo Nacional