Participación Ciudadana solicita ordenar auditoría a Cámara de Cuentas

Participación Ciudadana solicita al Senado de la República ordenar una auditoría independiente a la Cámara de Cuentas, a fin de esclarecer las denuncias de mal manejo de los recursos y, en especial, la que se refiere al tráfico con los informes de auditorias a instituciones gubernamentales.

El movimiento cívicoentiende que es una obligación de las autoridades verificar si los hechos denunciados son ciertos, y en caso de que así sea, poner en movimiento la acción pública para que se establezcan las responsabilidades y sanciones correspondientes.

Asimismo PC demanda una explicación de las razones por las que el Senado de la República ratificó a los actuales miembros de la Cámara de Cuentas, perpetuando de esa manera una situación irregular y en contra de la recomendación de la Comisión Bicameral de Reforma Institucional y Modernización del Congreso Nacional y la Cámara de Cuentas.

Reitera su profunda preocupación por la situación de la Cámara de Cuentas de la República Dominicana, dada a conocer  en los últimos días por el Senador de la Provincia Santo Domingo, Ingeniero Tonti Rutinel Domínguez, Presidente la Comisión Bicameral de Reforma Institucional y Modernización del Congreso Nacional y la Cámara de Cuentas; así como por la renuncia de dos de sus miembros, los doctores Raúl Reyes Vásquez  y Mayra Cochón Trujillo.

Esta organización recuerda que Rutinel Domínguez, expresó ante el Senado y el país que la Cámara de Cuentas ha incurrido en irregularidades tan graves como son:

  • Manejo anárquico y sin control del Presupuesto de gastos del 2003.
  • Utilización de un excedente establecido en el presupuesto del 2004 de alrededor de 29 millones de pesos, comprometido para cubrir sobregiros incurridos en el 2003.
  • Nombramientos irregulares de amigos y relacionados, sin cumplir con normas y acuerdos vigentes.
  • Remociones injustificadas de personal calificado.
  • Falta de emisión de informes que contienen irregularidades cometidas por funcionarios gubernamentales.

En nota de prensa el movimiento cívico expresó que los miembros renunciantes de la Cámara han hecho graves denuncias sobre la forma en que se viene manejando  el órgano superior de control con que cuenta el país, entre las que destacan que en ese organismo se entronizó el nepotismo, el amiguismo, el dispendio y el manejo irracional de los recursos presupuestados.

A estas denuncias se suman las contenidas en las cartas de renuncia de los señores Mario Andrade Trujillo, Coordinador Técnico del Subprograma II para la Modernización  de la Cámara de Cuentas y el Lic. Rafael Palomo, Consultor Técnico del Área de Auditoria; quienes afirman que el actual Bufete Directivo de la Cámara de Cuentas realiza una gestión irregular en lo relativo a la administración de los recursos humanos, que afecta de manera muy sensible el logro de los objetivos del programa de la institución.