Casa de Justicia de Santiago ha atendido más de 31,000 personas.

Santiago. La Casa Comunitaria de Justicia de Cienfuegos se ha convertido en una alternativa para mediar y resolver conflictos familiares y vecinales de la zona. Sin embargo, en su labor lucha contra varios obstáculos.

A pesar de su fama de mediadora y de los 31,833 casos que ha atendido en cinco años, la poca integración policial se ha constituido en el principal escollo para perseguir a los agresores de mujeres.

José Jáquez, encargado de articulación y capacitación, dijo que la importancia de la casa radica en que brinda atención judicial gratuita para las personas de escasos recursos económicos. Refiere que con la unidad de género instalada por la fiscalía, las dificultades para poder brindar un mejor servicio se presentan con los agentes policiales. Indica que muchas veces envían una víctima de agresión y si la mujer maltratada no lleva 500 pesos, no es atendida.

Cienfuegos, el barrio donde opera la institución, se encuentra entre los de mayor cantidad de agresiones a mujeres.

En menos de un año, 350 damas denunciaron que fueron agredidas físicamente por sus parejas, una cifra que Alexandra Minaya, encargada de la unidad de género, estima que no se corresponde con la realidad que se vive en el lugar; debe ser superior.  En esta semana Yaimi Vásquez ha acudido en dos ocasiones a presentar su denuncia de agresión y a pedir una orden de alejamiento contra su esposo, con el que procreó un hijo, y contra el primo de su ex pareja. Antes de ser escuchada, tuvo que acudir  a un médico legista para demostrar la veracidad de su denuncia, porque así lo dispone el Código Procesal Penal.

Los servicios que ofrece la entidad creada por Participación Ciudadana, la Procuraduría General de la República y la Suprema Corte de Justicia en el año 2006 necesitan promoción, según Minaya.

En la casa el pasado año comenzó a operar la unidad de violencia de género. Sin embargo, para Minaya hace falta que más mujeres se enteren de que allí pueden querellarse contra sus agresores.

Tan solo en la mañana de ayer, tres personas acudieron a querellarse por violencia de género. La mayoría, sin embargo, lo hace por asuntos de repartición de bienes o conflictos entre vecinos. Del total de casos atendidos en lo que va de año,  el 53.5 por ciento concierne a mujeres y el 46.5 por ciento a hombres.

Los servicios son ofrecidos desde las unidades de Fiscalía, Mediación, Centro de Recepción e Información CRI, Unidad de Municipalidad, Orientación Legal Popular, Articulación Comunitaria, Unidad de Atención a la Violencia Intrafamiliar y la  Unidad de Educación Ciudadana.

Además de Cienfuegos, otros barrios  que se benefician de los servicios que se ofrecen en la Casa Comunitaria de Justicia son El Egido, Camboya, Buenos Aires, Gurabo, Yagüita de Pastor, La Otra Banda, La Herradura, Hato Mayor, Los Salados, Los Reyes, Los Ciruelitos,  Ensanche Libertad y Los Platanitos. Jáquez entiende que debe haber una mayor articulación.

Opiniones

José Jáquez,
Enc. de articulación

“Aunque podemos exhibir muchos logros, con atenciones a miles de usuarios que acuden a diario a nuestra institución, aún nos falta mejorar áreas como la de denuncias sobre violencia de género”.

Alexandra Minaya,
Fiscal Unidad de Género

“Por la cantidad de denuncias que llegan a la unidad central del departamento contra violencia de género, notamos que aquí en la Casa de Justicia aún falta un proceso de promoción para que sepan que estamos aquí”.