Por una Junta Central Electoral de consenso

El movimiento cívico Participación Ciudadana reitera la necesidad de que la próxima Junta Central Electoral sea integrada sobre la base de un alto consenso político y social. Para ello, es necesario que los partidos políticos, los senadores y la sociedad, se pongan de acuerdo en el perfil que deben tener las personas que tendrán la alta responsabilidad de dirigir los trabajos del tribunal de comicios.

Sometemos a consideración de la opinión pública algunos de los elementos que entendemos deberían caracterizar a los nuevos integrantes de la Junta Central Electoral:

1.      Reconocida integridad; evidenciada con una trayectoria pública y privada en la cual el aspirante haya sido objeto del aprecio y respeto social. Personas que hayan estado involucradas en escándalos públicos, actos de corrupción, tráfico de influencia o violaciones graves a las leyes penales, no deben ser consideradas para estas posiciones.

2.      Independencia Partidaria; lo cual quiere decir que es imprescindible que los nuevos integrantes de la Junta Central Electoral no sean dirigentes comprometidos de los partidos políticos evitando que una aguda politización del organismo cree un ambiente electoral de inseguridad y desconfianza.

3.     Capacidad Profesional;caracterizada no solamente por un buen conocimiento de la Constitución de la República y la Ley Electoral, sino también de los problemas sustanciales que afectan al sistema electoral dominicano, al registro civil, a los partidos políticos y a los otros componentes relacionados con la actividad que desarrolla la Junta.

4.      Experiencia Electoral; derivada de su participación en los procesos electorales dominicanos, sea en calidad de funcionario electoral o de observador del mismo.

5.      Apertura Institucional;expresada por su vocación a promover la participación de los diferentes actores políticos y sociales en la elaboración e implantación de propuestas orientadas a la solución de los problemas pendientes en la agenda electoral.

Como en otros procesos similares, nuestra organización no presentará ningún candidato o candidata en particular para formar parte de la Junta Central Electoral. Tampoco apoya la candidatura de ningún miembro o directivo de Participación Ciudadana para formar parte del organismo electoral.

Además de los elementos antes mencionados, los miembros del organismo deben cumplir con los requisitos establecidos legalmente por la Ley Electoral No. 275-97 en su Art. 4. Esto es, ser dominicano de nacimiento u origen, tener más de 35 años de edad, estar en pleno ejercicio de los derechos civiles y políticos, y ser  licenciado o doctor en derecho con un mínimo de doce (12) años de ejercicio profesional.

Participación Ciudadana considera necesario, asimismo, que se establezca un procedimiento transparente para la escogencia entre los candidatos presentados, sobre la base del perfil previamente consensuado

Quienes sean escogidos para integrar el tribunal electoral deben asumir el compromiso público de realizar un diagnóstico de todas las dificultades que se han  presentado en pasados comicios y efectuar los correctivos necesarios, con la participación de representantes de las diferentes fuerzas sociales y políticas del país. En ese sentido reiteramos nuestro llamado de que a que las personas seleccionadas para formar la JCE se comprometan con el respeto de la Ley 8-92 para que se elimine la discrecionalidad con que actúan los oficiales del Estado Civil y las oficialías dejen de ser usadas como botín a repartir.

Participación Ciudadana está en la mejor disposición de colaborar en la búsqueda de un consenso entre las fuerzas políticas y sociales de la nación, con miras a lograr que la elección de la nueva Junta Central Electoral se aproxime al perfil deseado. A mediano plazo, aspiramos a una reforma legislativa integral que rediseñe las estructuras y competencias de nuestro órgano electoral, estableciendo un mecanismo legal que garantice la idoneidad en la elección de sus integrantes, sobre la base del consenso y la participación.

Santo Domingo, D.N.