Por el fortalecimiento de la institucionalidad democrática

La Décima Asamblea Anual Ordinaria de Participación Ciudadana, reunida en Santo Domingo, el 31 de enero del 2004, después de un ponderado análisis de la situación nacional ha considerado necesario formular el siguiente pronunciamiento:

1.- Expresamos nuestra preocupación por los persistentes esfuerzos de sectores políticos y legislativos por cambiar el sistema de elección del Presidente y Vicepresidente de la República, a pesar del rechazo generalizado de la opinión pública nacional.

Ratificamos el comunicado emitido el 8 de enero en curso por la Comisión de Análisis Político y el Consejo Nacional de nuestra institución en el que se rechaza el proyecto de «Ley de Lemas» o «Ley del Voto Preferencial Presidencial», por considerarlo en contradicción con los artículos 17, 49, 90, 91 y 119 de la Constitución de la República, especialmente por vulnerar el principio democrático fundamental del voto directo, y por estimarlo perturbador del proceso en marcha para unas elecciones presidenciales de la que distan apenas 3 meses y medio.

Otorgamos un mandato expreso a los órganos directivos de Participación Ciudadana para que procedan a elevar un recurso de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia en caso de que el polémico proyecto sea convertido en ley.

2.- Estimamos urgente la superación definitiva de la crisis que ha emergido en la Suprema Corte de Justicia afectada por divisiones internas y que tuvo como expresión concreta la amenaza de renuncia de su presidente el doctor Jorge Subero Isa.

Es desafortunado que el máximo tribunal de la nación y garante de los derechos y principios constitucionales sea sacudido por conflictos internos en momentos de grandes preocupaciones nacionales derivadas de la profunda crisis financiera y económica que afecta a la nación y cuando se expresan preocupaciones sobre el proceso institucional democrático.

Solicitamos al doctor Subero Isa que aplace cualquier decisión sobre su cargo y se aboque a la búsqueda de acuerdos internos que permitan conciliar las diferencias que son comunes en cualquier organismo colegiado dentro del régimen democrático, a lo cual deben contribuir todos los integrantes de esa corte y los sectores políticos que inciden en la misma.

3.- Formulamos un llamado a todos los sectores sociales y políticos, especialmente a los responsables de los poderes públicos para que aunemos esfuerzos en orden al fortalecimiento de los órganos del sistema electoral para que los próximos comicios constituyan un nuevo eslabón en el proceso de fortalecimiento democrático que ha vivido la nación en la última década.

En ese sentido ratificamos el compromiso de Participación Ciudadana de trabajar intensamente por la transparencia y legitimidad del proceso electoral en marcha, como fundamento de la convivencia nacional, ahora más necesaria que nunca para que el país pueda superar la crisis económico-social que sufre y retomar el camino de la estabilidad y el crecimiento, cada vez con mejor distribución del ingreso en atención a los sectores más empobrecidos.

4.- Convocamos a los dirigentes de todas las entidades sociales a fortalecer la Coalición por la Transparencia Electoral como mecanismo idóneo para contribuir al fortalecimiento de la institucionalidad democrática.

Debemos hacer los máximos esfuerzos para ayudar a la limpieza electoral aportando voluntarios y voluntarias sin militancia partidista para la integración de los colegios electorales y para la realización del proceso de observación y conteo rápido de las elecciones.

5.- Llamamos a todos los ciudadanos y ciudadanas preocupados por el rumbo de la nación a abandonar las actitudes derrotistas y el pesimismo y a sumarse a los esfuerzos por la transparencia electoral y el fortalecimiento del proceso democrático. Es hora de trabajar, de aunar esfuerzos, de salir del individualismo y el aislacionismo para contribuir firmemente a la superación de nuestras limitaciones.-