Pc Junto A 45 Organizaciones Realizó: Seminario “La Reforma Constitucional Que Aspiramos: Recomendaciones Para Una Nueva Constitución”

Participación ciudadana junto a 45 organizaciones de la sociedad civil realizó el Seminario la Reforma Constitucional que Aspiramos: Recomendaciones para una Nueva Constitución, a fin producir propuestas desde las entidades sociales y tratar de incidir de manera concertada en la elaboración de una reforma moderna e integral, que fortalezca los procesos de  Reforma Constitucional de la sociedad  dominicana.

Este seminario busca además hacer pública una proclama de las organizaciones presentes en esta actividad, en torno a la posición de las instituciones sobre la reforma constitucional que aspiramos, que en todo momento, esta organización afirma que debe ser concebida a través de una Constituyente.

Agrega la nota, que este documento que se  produjo es único, y contiene las propuestas de los temas que deben ser discutidos en la reforma que se le hará a la Constitución dominicana próximamente.

El seminario se inició con las palabras del coordinador general de Participación Ciudadana, Paulo Herrera Maluf, luego se hizo un Panel con los  expertos en Reforma Constitucional,  los doctores Luis Gómez Pérez,  con el tema “ Reseña Histórica y la Perspectiva desde las Reformas Generales de la Constitución” y Genaro A. Rodríguez Martínez sobre la “ Importancia de la Reforma Constitucional en la Coyuntura Actual” y  el Lic. Faustino Collado, se referirá al  tema del Por qué una Constituyente.

Luego de finalizado el panel se formaron once mesas de trabajo por áreas temáticas, donde se abordaron los temas función electoral, función ejecutiva, función legislativa, función judicial, derechos sociales, control y transparencia, participación social, equidad de género, municipalidad, ordenamiento territorial y migración.

Cada una de esta mesa estuvo integrada por personas que discutieron, analizaron y  formularon propuestas que sirvan para el documento que se elaborará con los resultados de cada grupo de trabajo.

Dichas mesas fueron moderadas por personas expertas en los diferentes temas. Estos son Ana Teresa Pérez, Miriam Díaz, Joel Lantigua, Rafael Toribio, Marino Tejada, Juan Castillo, José Ángel Aquino, Mario Serrano, Noemí Méndez, Lourdes Contreras y Shandray Estévez.

El Seminario la Reforma Constitucional que Aspiramos, se enmarca dentro de las acciones que  desarrollan  diversas organizaciones de la Sociedad Civil, con la finalidad de poder presentar una propuesta de reforma a la Constitución dominicana de consenso y que respondan a los intereses de los ciudadanos y ciudadanas de la nación.


Palabras de Paulo Herrera Maluf, Coordinador General de Participación Ciudadana, en la inauguración del Seminario “La Reforma Constitucional que Aspiramos: Recomendaciones para una Nueva Constitución”.

Señoras y Señores:

En nombre de todas las organizaciones que nos han convocado hoy, deseo expresar la más cordial bienvenida a todos los asistentes a este Seminario “La Reforma Constitucional que Aspiramos: Recomendaciones para una Nueva Constitución”.  Durante esta jornada, vamos a aunar nuestros mejores esfuerzos con el propósito de construir propuestas alrededor de la reforma constitucional que constituyan un impulso la institucionalidad pública y contribuyan a fortalecer la democracia que ha construido el pueblo dominicano con su lucha.

Desde la sociedad civil hemos estado impulsando desde hace años una reforma a la Constitución de la República que no sea el resultado de coyunturas políticas o intereses particulares. Hemos abogado por cambios constitucionales que sean la plataforma sobre la cual se impulse un Estado más moderno y representativo, que contemple efectivos mecanismos de control del ejercicio gubernamental y garantice el acceso ciudadano a los derechos de nueva generación.

Al evaluar el método más apropiado para aprobar estos cambios, hemos insistido en lo que ha sido un consenso en diferentes sectores políticos y sociales: la forma más participativa y democrática para realizar la reforma constitucional es una Asamblea Constituyente, electa por el voto popular y con una amplia participación de la ciudadanía. El compromiso con la Asamblea Constituyente ha sido ampliamente reiterado por diferentes partidos y organizaciones sociales y este seminario es un escenario muy oportuno para ratificarlo.

La Asamblea Constituyente constituye el mecanismo más idóneo para una reforma constitucional por distintas razones:

§         La Asamblea Constituyente está integrada por personas electas exclusivamente con el propósito de redactar una nueva Carta Magna, lo que permite un trabajo ponderado y cuidadoso en la evaluación de las diferentes propuestas de reforma; sin someterse a las presiones y demandas que caracterizan el ámbito cotidiano del Congreso Nacional.

§         La Asamblea Constituyente permite que los ciudadanos y ciudadanas transmitan directamente a sus miembros las propuestas de reformas, sin intermediarios, pudiendo estos representantes hacer una mejor evaluación de las mismas y lográndose así una plena identificación de la población con su nuevo texto sustantivo.

§         La experiencia internacional demuestra que los Partidos Políticos siempre escogen mejores candidatos y candidatas para integrar las Asambleas Constituyentes y sobre todo, personas que tienen su mayor preocupación por los problemas de carácter general que afectan a la ciudadanía.

Por estas razones, entre muchas otras, la primera de las propuestas que proponemos que este seminario ratifique, es la de que la próxima reforma constitucional se realice mediante una Asamblea Constituyente.

Desde luego, además del método para la reforma constitucional, en la sociedad civil estamos comprometidos en profundizar en los contenidos de esa reforma. Un primer aspecto que llama nuestra atención es la necesidad de lograr un rediseño constitucional que mejore el equilibrio entre los poderes públicos y las capacidades de control mutuo inherentes al sistema de pesos y contrapesos que caracteriza la democracia. Necesitamos fortalecer el rol del Congreso Nacional, el Poder Judicial y la Cámara de Cuentas para que fiscalicen más apropiadamente al Poder Ejecutivo, los Municipios y otras entidades descentralizadas. Asimismo, al revisar las competencias atribuidas al Poder Ejecutivo, es imprescindible limitar el ejercicio excesivo de ciertas facultades que hoy consagra el Art. 55 de la Constitución, en desmedro de la independencia de otros poderes públicos.

La estructura y composición del Congreso Nacional, también debe ser objeto de un análisis constitucional pormenorizado. Por ejemplo, se ha planteado en numerosas ocasiones la necesidad de limitar el número de integrantes de la Cámara de Diputados, limitando su continuo crecimiento, así como el establecer legisladores elegidos por una lista nacional, que mejoren sustancialmente la calidad de la representación parlamentaria con la inclusión de dirigentes nacionales de los partidos y de las minorías.

En el tema judicial, Participación Ciudadana es partidaria de seguir profundizando la independencia y profesionalización del Poder Judicial. No podemos retroceder en este aspecto, volviendo a colocar en manos de los partidos políticos la designación de los jueces de paz, de primera instancia y de las cortes. En ese mismo orden, entendemos que es necesario revisar la composición del Consejo Nacional de la Magistratura, otorgando a este mecanismos más facultades de evaluación y seguimiento de la Suprema Corte de Justicia.

El rediseño de los diferentes poderes del Estado amerita otorgar una mayor independencia a órganos como la Junta Central Electoral y la Cámara de Cuentas. Para ello es necesario revisar atentamente el mecanismo de elección de los integrantes de estos organismos, procurando establecer fórmulas participativas y de consenso que les otorguen una alta legitimidad. El procedimiento que se establezca debe propiciar que la selección de los integrantes de estos organismos cuente con el concurso de las diferentes fuerzas políticas y sociales.

Otro de los temas fundamentales es el del fortalecimiento del territorio nacional, propiciando una división política racional, que promueva la descentralización del Estado y las capacidades de los municipios; acercando así el Estado al ciudadano(a) en el seguimiento y solución de sus problemas fundamentales.

En nuestra opinión, es imprescindible que la próxima reforma constitucional coloque a las personas en el centro de su atención. Por ello deben ser prioritarias aquellas reformas orientadas a incluir en la Constitución los derechos humanos de nueva generación; a establecer mecanismos que garanticen más efectivamente las prerrogativas ciudadanas; a fomentar la equidad de género consagrando igualdad de acceso de oportunidades para hombres y mujeres; y a promover nuevos espacios de participación para la ciudadanía y sus organizaciones sociales.

Todos estos temas, entre otros, pretenden ser abordados en las diferentes mesas de trabajo que hoy serán constituidas durante el seminario y que continuarán con un debate que desde hace varios años hemos estado sosteniendo en la sociedad dominicana. Esperamos que esta sea una jornada fructífera, caracterizada por la diversidad de propuestas motivadas en el propósito común de construir un mejor país.

Muchas gracias.


PROCLAMA POR UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE

Las organizaciones sociales y cívicas abajo firmantes, participantes en el Seminario “La Reforma Constitucional que Aspiramos: Recomendaciones para una Nueva Constitución”, proclamamos a la sociedad dominicana nuestro compromiso con una Reforma Constitucional a través de una Asamblea Constituyente electa por el voto popular; que ajuste nuestra Constitución a las necesidades de la época, haciéndola un instrumento que sirva de plataforma al desarrollo institucional del país.

Al reafirmar nuestro compromiso con la Asamblea Constituyente, expresamos nuestra convicción de que este es el mecanismo más democrático para la discusión de una reforma a la Carta Magna, en la medida en que permite que la ciudadanía discuta directamente sus inquietudes, necesidades y propuestas con las personas responsables de realizar estos cambios. La Asamblea Constituyente es el procedimiento que más se ha utilizado en la historia dominicana para reformar la Constitución; fue el que se implementó para aprobar la Constitución democrática de 1963 y se encuentra en el programa de gobierno de los diferentes partidos políticos nacionales.

Una Constitución que surja de una Asamblea Constituyente ofrecerá una mayor legitimidad al sistema político en la medida en que la ciudadanía la percibirá como resultado directo de su participación activa. Una Asamblea Constituyente, garantiza un mejor texto constitucional al integrarse por los mejores representantes de los partidos políticos y la sociedad, con un mandato único y expreso; y animados esencialmente en el propósito de rediseñar la institucionalidad pública, potenciando los derechos humanos de todos los dominicanos y dominicanas.

La Asamblea Constituyente, electa mediante un sistema electoral representativo que incorpore a las minorías y garantice una adecuada equidad de género, puede constituirse en una extraordinaria escuela cívica para la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas, contribuyendo a que la Constitución que sea su producto, se convierta en la norma jurídica más reivindicada y defendida por el pueblo y sus autoridades. Este mecanismo tiene el suficiente potencial para hacer que la gente se reencuentre con la política, recuperando la confianza en ésta como actividad de servicio público orientada a la consecución de los mejores ideales.

Hacemos un llamado al excelentísimo señor Presidente de la República, el Dr. Leonel Fernández Reyna; al liderazgo de los diferentes partidos políticos nacionales; a los Honorables Legisladores y Legisladoras; y a todos los integrantes de la sociedad dominicana; a dar continuidad a los acuerdos pactados en los diferentes diálogos nacionales y cumbres políticas, haciendo posible la celebración de una Asamblea Constituyente para dotarnos de una nueva Constitución el Siglo XXI.