La propuesta de PC a los partidos

La entidad cívica pretende contrarrestar los estragos provocados por una precampaña desarrollada con mucha antelación.

Participación Ciudadana ha estado promoviendo un proyecto cuyo objetivo es conseguir que los partidos políticos detengan sus actividades proselitistas durante la última mitad del año.

La iniciativa parece razonable. De lograrse, la nación se ahorraría una significativa cantidad de recursos y muchos momentos de tensión y de jolgorio propagandístico. Los gastos de campaña interna presupuestados por los tres partidos mayores ascienden a unos 409 millones de pesos.

Con su propuesta Participación Ciudadana pretende contrarrestar los estragos provocados por las precampañas que abrieron los partidos anticipadamente y que se iniciaron inmediatamente después de las elecciones legislativas y municipales de 2006.

Satisface que, según se ha anunciado, se están encaminando conversaciones con dirigentes de los partidos de la Liberación Dominicana (PLD), Revolucionario Dominicano (PRD) y Reformista Socialcristiano (PRSC) para discutir un acuerdo conducente al cese en el activismo y la propaganda tan pronto concluya el proceso de primarias en esas organizaciones. Los peledeístas y los perredeístas ya seleccionaron a sus respectivos candidatos. Los reformistas lo hará el 10 de junio.

La importancia de esa iniciativa, que aspira a concertar una especie de tregua extendida, consisten que se convertiría en un fuerte compromiso de los partidos mediante la cesación provisional de una de las actividades a las que esas organizaciones dedican más tiempo, esfuerzos y dinero, y de la cual aparentemente esperan que broten los cambios que pregonan en un tráfago permanente de estimulación de las pasiones políticas.

Ese compromiso, para que sea efectivo, deberá contar con el monitoreo de la Junta Central Electoral, entidad definida por la ley como la responsable de proclamar oficialmente la apertura de la campaña electoral

Si la iniciativa resulta exitosa, tendríamos una oportunidad para desintoxicarnos.