En Jornada Nacional por el Derecho a la Información Pública PC capacitará 1600 ciudadanos/as

Participación Ciudadana realizó una Jornada Nacional por el Derecho a la Información Pública, en la que se capacitaron más de 1600 ciudadanos/as, representantes de organizaciones sociales, ONG y comunitarias sobre la Ley General de Libre Acceso a la Información No 200-04 y su Reglamento de Aplicación.

Esta jornada consistió en la realización de 32 Talleres de Capacitación de manera simultánea en igual número de provincias del país. Esto fue en  el Distrito Nacional, Azua, Bahoruco, Barahona, Dajabón, Duarte, Elías Piña, El Seibo, Espaillat, Hato Mayor, Independencia, La Altagracia, La Romana, La Vega y María Trinidad Sánchez y Samaná.

Además en Monseñor Nouel, Monte Cristi, Monte Plata, Pedernales, Peravia, Puerto Plata, Salceldo, Sánchez Ramírez, San Cristóbal, San José de Ocoa, San Juan, San Pedro de Macorís, Santiago, Santiago Rodríguez y Valverde, en el Distrito Nacional, esta jornada se desarrollará en el Hotel Lina.

Participación Ciudadana entiende que con esta jornada la ciudadanía se sensibilizó entorno a la importancia que tiene utilizar la Ley 200-04 y demandar las informaciones públicas, provocando una mayor vigilancia de las acciones que se  producen desde el Estado.

Como resultados de esta jornada se generará que cientos de ciudadanos/as  soliciten información a diferentes instancias del Estado dominicano. Posteriormente nuestra organización le dará seguimiento y presentará los resultados públicamente a la ciudadanía.

Este evento realizado a nivel nacional contribuyó además con la capacitación, conocimiento y  empoderamiento de la ciudadanía de la ley, instrumento útil para  el control social y para exigir mayores niveles de transparencia en los actos y actividades de la administración pública.

Esta Jornada Nacional por el Derecho a la Información Pública fue organizada por Participación Ciudadana con los auspicios de Intermon-Oxfam y la Unión Europea.

En nota de prensa, el movimiento cívico precisó que el conocimiento, por parte los integrantes de organizaciones de la sociedad civil, de esta ley  provocará la superación de uno de los principales obstáculos para la participación de la ciudadanía en la vigilancia de los asuntos públicos.

Finalmente en nota de prensa el movimiento cívico explicó que esta ley es una valiosa herramienta para potenciar formas técnicas de prevención de la corrupción y transparencia de los actos que se producen en el Estado, con la participación activa de los ciudadanos y ciudadanas, fortaleciendo la democracia y propiciando nuevas formas de relación Estado-ciudadanía.

EDITORIALES

  • El Caribe, lunes 03 de julio de 2006

Transparencia

La transparencia y la continua rendición de cuentas constituye, conjuntamente con medios confiables de supervisión, una de las herramientas más importantes para prevenir y detectar irregularidades en la administración pública.

En una democracia participativa y realmente funcional, este mecanismo debe operar de forma continua e institucional como una garantía de que los recursos públicos sean empleados de manera eficiente y escrupulosa en favor del interés general.

De ahí la importancia de la jornada realizada por Participación Ciudadana para instruir a 1,600 personas en el Distrito Nacional y las 31 provincias del país sobre el uso y aplicación de la Ley de Acceso a la Información Pública.

En vista de que los ciudadanos no deben reducir su rol en la democracia a la participación en las elecciones, la entidad cívica busca que la población tenga la conciencia necesaria para exigir pulcritud en las cuentas e informaciones oficiales.

La educación ciudadana es fundamental para los diferentes procesos institucionales, como los que trata de establecer la Ley de Acceso a la Información para que los funcionarios estén cada vez más obligados a actuar con diafanidad en sus actos públicos.

Como los ciudadanos no pueden estar sujetos a que los funcionarios tengan la buena disposición de rendir cuentas, ese instrumento legal permite ejercer un mayor control sobre la gestión gubernamental.

Pero se requiere que no sólo los periodistas, sino los ciudadanos en general pongan a prueba y le den vigencia plena para demostrar que son capaces de reclamar y defender los derechos que confieren la Constitución y las leyes.

Esta ley está llamada a convertirse en una formidable herramienta en manos de las organizaciones comunitarias y de la ciudadanía, siempre y cuando sea conocida en detalle para poder exigir su aplicación.

Al igual que Participación Ciudadana, consideramos que  a través del ejercicio de este estatuto se podrá recuperar la credibilidad de las instituciones públicas y lograr un sistema democrático transparente y eficaz.

  • Clave Digital, lunes 03 de julio de 2006

Por la aplicación de la Ley de Acceso a la Información Pública

Burócratas del Gobierno y sectores de la sociedad civil se han pronunciado hasta la ronquera en cuanto a la urgencia de hacer efectivamente transparentes los negocios públicos, pero la sucesión de acciones para llegar a esa meta no está en correspondencia con la frecuencia y la sonoridad de tales reclamos. Hasta ahora no alcanza siquiera la velocidad de la tortuga.

Prueba al canto:

Del enjambre de dependencias de la administración pública apenas cuatro se han acogido a la Ley de Acceso a la Información, en el aspecto relacionado con organizar sus respectivas plataformas y oficinas sectoriales para el cumplimiento de esa importante normativa. El resto no sólo no ha dado ese paso, sino que tampoco ha designado a los funcionarios que se encargarían de poner el servicio al alcance de los ciudadanos.

Las entidades que han cumplido con los requerimientos de la ley al respecto son la Procuraduría General de la República, la Suprema Corte de Justicia, la Contraloría General y parcialmente el Senado.

Hasta que se demuestre lo contrario, la situación en este aspecto da la medida de la desvinculación entre la palabra y los hechos.

Por eso merece respaldo el esfuerzo emprendido por Participación Ciudadana con su «Jornada Nacional por el Derecho a la Información Pública”, cuyo objetivo consiste en dar a conocer la ley 200-04, sobre esta materia. A la actividad asistieron 1,600 personas, las cuales trabajaron simultáneamente en 32 talleres distribuidos en distintos lugares del país.

La plena vigencia de la Ley de Acceso a la Información Pública constituye un elemento particularmente importante para avanzar hacia la vigencia efectiva de la democracia, hacia la construcción de una ciudadanía vigorosa y, por tanto, hacia el necesario control social del Gobierno

Felicitamos a Participación Ciudadana por el éxito de la jornada, y a las dependencias oficiales que están cumpliendo con la ley y que, sin proponérselo quizá, se han erigido en ejemplo para las entidades rezagadas.