Aspectos generales sobre la Corrupción

La corrupción se ha convertido en un fenómeno político, social y económico que  permea todas las acciones de la sociedad. Las prácticas de corrupción están tanto en las esferas pública como privada.

La corrupción está asociada a diferentes factores: 

1)     Abuso de poder, que se expresa mediante el uso de oportunidades desde posiciones públicas o privadas, para obtener beneficios  grupales o personales.

2)     Carencia y/o debilidades  de los  procedimientos y mecanismos institucionales, que garanticen la transparencia en el ejercicio de las funciones.

3)     Debilidad en los marcos legales que tipifican y sancionan la corrupción administrativa pública.

4)     Reforzamiento de las actitudes individualistas y el consumismo, sustituyendo los  valores éticos, como la solidaridad, honestidad y responsabilidad.

5)     La impunidad en que se encuentran los actos de corrupción, sobre todo en la administración pública.

En fina, las  prácticas de corrupción están presentes en los diferentes estratos y niveles de la sociedad, manifestándose no sólo en el ámbito público, sino en todos los ámbitos, como se observa a partir de las diferentes categorías que existen, por lo que erradicarla se hace mucho más complejo y amerita de una estrategia integral que involucre a todos los sectores que conforman la vida del país.

LA CORRUPCIÓN ADMINISTRATIVA: PRINCIPALES CAUSAS EN NUESTRA NACIÓN

Los problemas de la corrupción en la administración pública están vinculados a la falta de instituciones fuertes, que se sobrepongan a los gobernantes del momento y permitan la continuidad de las políticas y acciones del Estado; queda claro que el sistema político y  de representación vigente en nuestro país, otorga a los gobernantes de turno la centralización en todas las decisiones importantes. La centralización es vista como una de las causas de la corrupción unida a otros elementos no menos importantes como son:

  • La falta y/o violación de controles internos, que contribuyen con la creación  de beneficios personales o grupales; por ejemplo a pesar que existe una resolución que prohíbe a los ciudadanos y ciudadanas ocupar más de un puesto remunerado en el gobierno, éstos se las ingenian para acceder a los fondos públicos por diferentes vías como son ayudas, contrataciones puntuales, etcétera.
  • Debilidad de los organismos de control financiero, siendo los principales problemas la dependencia del Poder Ejecutivo, la falta de personal técnico capacitado y experimentado y de mecanismos e instrumentos que le permitan prevenir los fraudes o detectarlos.
  • La debilidad de los marcos legales que previenen y sancionan la corrupción administrativa en diferentes niveles. Aunque el Congreso Nacional ha sido apoderado de más de diez iniciativas para promover la transparencia en la gestión pública, las mismas no han sido tomadas en cuenta. Cabe resaltar iniciativas como la ley de acceso a la información pública, creación de la fiscalía anti corrupción; ley de Contrataciones de Obras y Servicios del Estado; Independencia de la Contraloría General de la República; Modificación de la Ley 82-97 de Declaraciones de Bienes de funcionarios públicos; Ley de Presupuesto; anteproyecto de ley anti-corrupción, modificación de la Ley de Servicio Civil y Carrera Administrativa, entre otros.
  • La ausencia de información y la falta de rendición de cuentas de los/as funcionarios / as,   así como  la poca participación  de la ciudadanía en el seguimiento a las acciones gubernamentales.
  • La degradación moral y la ausencia de ética en el ejercicio de las funciones públicas, el interés fundamental para acceder a posiciones públicas se debe principalmente al interés por engrosar el patrimonio personal.
  • La impunidad prevaleciente ante los actos de corrupción denunciados, lo que envía el mensaje de que la trasgresión de las normas no conlleva penalidad.
  • La complicidad de diferentes sectores con la corrupción.

Es importante, además, dedicar especial atención al clientelismo el cuál ha sido una de las causas más impactantes de la corrupción, por el daño que ha producido al país.

Las prácticas clientela res favorecen principalmente a aquellos que ofertan la dádiva, ya que en la mayoría de los casos los fondos utilizados son del Estado y la distribución se realiza sin que medien controles financieros, quedándose el ofertante con la mayor parte del pastel.

El clientelismo ofende la dignidad de quienes son receptores, ya que no le confiere a los pobres la posibilidad de salir de su situación, es una solución de un día.

CONSECUENCIAS DE LA  CORRUPCIÓN EN REPÚBLICA DOMINICANA.

Al igual que en otros países se hace difícil cuantificar la corrupción, no obstante sí se valoran los efectos de esta en el desarrollo del país, se verá que uno de sus principales costos, es el descreimiento y desconfianza que genera en los ciudadanos y ciudadanas. Por ejemplo  en la III Encuesta Nacional de Cultura Política y Democrática (Demos 1994-2001) el  92.8% de los/as consultados / as consideraron que los políticos aprovechan sus cargos para beneficios propios y el 94% tiene la percepción de que la corrupción es un asunto grave.

Lo cierto es que la corrupción vulnera al Estado y sus instituciones, y contribuye con la baja capacidad de la democracia para dar respuesta a problemas tan importantes como la pobreza y el desarrollo.

Existe una estrecha relación entre la corrupción y la pobreza, retraso en el desarrollo de los pueblos y la no consolidación de regímenes democráticos, pues la falta de institucionalidad en los organismos encargados de definir y aplicar políticas públicas y sociales impide que se controlen los ingresos y egresos del país por diversos conceptos.

Ante la corrupción, las políticas públicas en la mayoría de los casos  se improvisan, son irregulares, y son violados los procedimientos que muchas veces podrían estar bien formulados, pero que no se cumplen. Con los recursos públicos que van a engrosar las fortunas privadas, ya sea de políticos corruptos o agentes privados, que se benefician de los primeros, la población pierde la oportunidad de tener acceso a  servicios sociales básicos como salud, alimentación, vivienda, agua y energía eléctrica.

José María Rico y Luis Salas, citando a Robert, Klitgaard, resumen que los efectos negativos de la corrupción: sobre la eficiencia (puesto que dilapida recursos y riquezas, crea  ´´males públicos “ y distorsiona las políticas públicas), la distribución de riquezas  (ya que las concentra en los ricos y poderosos, quienes poseen el poder político, militar o el derivado de los monopolios económicos), los incentivos de la función pública  (en la medida en que desvía las energías del funcionario público hacia actividades socialmente improductivas y de enriquecimiento personal, crea riesgos, induce medidas preventivas improductivas y aleja las inversiones de las áreas con alta corrupción) y el sistema político (dado que crea inestabilidad del régimen y engendra resentimiento popular).

Trabajo tomado del folleto de Participación Ciudadana: LA CORRUPCIÓN : CARACTERÍSTICAS Y CONSECUENCIAS EN REPÚBLICA DOMINICANA.