Ante un desafortunado “No Ha Lugar”

Una Sentencia Complaciente de una Justicia Secuestrada. ¡Exijamos apelación del Ministerio Público!

El juez de la instrucción especial de la Suprema Corte de Justicia, Alejandro Moscoso Segarra, ha dictado un fallo de “No Ha Lugar” sobre la acusación de corrupción administrativa y otros delitos penales, incoada por el Ministerio Público contra el senador Félix Bautista y compartes, por hechos cometidos en ocasión de su desempeño como director de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado, durante el periodo 2004-2010.

Los múltiples y contundentes indicios presentados por el Ministerio Público fueron ignorados por el juez Moscoso Segarra, quien apoyándose en un  desafortunado análisis de las pruebas y una descalificación de la acusación,  favorece a su compañero de partido, tratando de evitar que las pruebas sean valoradas en un juicio público, oral y contradictorio.

Con este infausto fallo quedó confirmado el temor de una parte significativa de la sociedad dominicana, la cual había vaticinado que en este caso se buscaría garantizar, una vez más, la impunidad que ha prevalecido en el país cuando de perseguir y sancionar la malversación y sustracción de los recursos públicos se trata.

Estamos en presencia de una “justicia secuestrada” por un partido político que, al conformar los más altos tribunales de la República en el año 2012, logró insertar en los mismos una cuota deliberada de militantes, activistas y simpatizantes de su organización partidaria.

La evidencia de lo anterior no es óbice para exigir que el Procurador General de la República apele esta malhadada sentencia, a fin de seguir poniendo a prueba la idoneidad de los demás jueces del tribunal supremo del país.

Esperamos que la ciudadanía mantenga viva la demanda de justicia, hasta que un día este anhelo sea reivindicado por un poder judicial independiente. Mientras tanto, que el juicio de la historia se encargue de sancionar moralmente a los jueces que contribuyen a mantener la impunidad que ensombrece actualmente a la justicia dominicana.