Sobre La Elección De Los Miembros De La Junta Central Electoral Y Sobre El Voto Electrónico

El Consejo Nacional de Participación Ciudadana desea hacer de público conocimiento que durante los últimos días, a propósito de la elección de la nueva Junta Central Electoral, se ha desatado una intensa campaña que busca convencer a la opinión pública de que nuestra organización pretende desconocer la facultad del Senado de la República para la toma de esta importante decisión institucional.  Como parte de esta campaña, se ha intentado además vincular a miembros del Consejo Nacional de nuestra organización con la defensa de intereses de una empresa norteamericana vinculada al voto electrónico.

Sobre este tema, deseamos declarar lo siguiente:

En cuanto a la elección de los miembros de la Junta Central Electoral:

–          Participación Ciudadana en todo momento ha reconocido la competencia del Senado de la República para la selección de los miembros de la JCE, de acuerdo con lo establecido por la Constitución de la República.  En repetidas ocasiones hemos reconocido públicamente el procedimiento abierto y participativo que, hasta el momento, ha establecido la comisión designada por el Senado para esos fines.

–          Sin embargo, queremos reiterar que el Senado de la República debe culminar el proceso de selección de la nueva Junta Central Electoral sin ceder a presiones para nombrar como titulares a militantes reconocidos de partidos políticos.  El peor servicio que se le puede hacer a la institucionalidad electoral es continuar la práctica de tratar a la JCE como objeto de interés de los partidos políticos, y no como un tribunal cuya única misión es velar por el cumplimiento de la ley electoral. Sobre este particular, reiteramos asimismo que la JCE debe estar conformada en su totalidad por profesionales de perfil apartidista que no hayan estado involucrados en escándalos de corrupción.

En cuanto a la campaña sobre una supuesta vinculación con empresas de voto electrónico:

–          Participación Ciudadana ratifica su posición respecto de la inadaptación del voto electrónico a la realidad electoral dominicana.  Entendemos que las soluciones de voto electrónico no constituyen un paso necesario para la evolución del sistema electoral del país, siendo por el contrario una distracción innecesaria respecto de los verdaderos problemas que confronta el Registro Civil en la República Dominicana.

–          Queremos dejar establecido muy claramente que estamos opuestos a cualquier solución para el voto electrónico que se quiera implementar en el país y que ni nuestra institución – ni ninguno de sus directivos y directivas – tiene o ha tenido relación alguna con entidades promotoras de productos relacionados al voto electrónico.  Además, hacemos de publico conocimiento que una comitiva de una empresa fabricante de equipos para el voto electrónico visitó nuestra institución, así como visitó otras instituciones y partidos políticos. Sin embargo a  los representantes de dicha empresa se les informó que nuestra institución no promueve ninguna propuesta específica de voto electrónico, ni declara ninguna preferencia al respecto. Ese ha sido el único contacto que ha tenido nuestra organización, o cualquiera de sus directivos, con entidades vinculadas al voto electrónico.

–          Asimismo, reiteramos que es necesario que la actual Junta Central Electoral lleve a cabo un proceso transparente de rendición de cuentas acerca de los contratos de automatización del Registro Civil y voto electrónico, sobre todo tomando en cuenta que el Departamento de Prevención de la Corrupción Administrativa (DPCA) se comprometió frente a la Comisión Nacional de Ética a realizar una investigación exhaustiva sobre el caso.

–          Finalmente, queremos ratificar que todas y cada una de las acciones de nuestros voceros, así como sus declaraciones a los medios de comunicación, son una expresión fiel de las disposiciones del Consejo Nacional, el cual se encuentra totalmente de acuerdo en estos menesteres.