Sobre la Comisión para la Reforma Constitucional

Las divergencias surgidas en la Comisión Especial creada por el Presidente de la República para buscar consenso en torno a las reformas que amerita la Constitución de la República y la forma de ejecutarlas, han producido un exagerado escándalo público no libre de manipulaciones y exclusiones.

En esa, como en otras materias, hay una enorme diversidad de opiniones en la sociedad dominicana, tanto en los partidos políticos como en las instituciones de la sociedad civil, pero en general hay un amplio consenso en el sentido de que la reforma se produzca por vía de una Asamblea Constituyente elegida por voto directo de la población.

El debate público se ha centrado en unos porcentajes contenidos en una propuesta, fruto de una de las siete subcomisiones en que se dividió el trabajo de la Comisión Especial.  Más aún, esa misma propuesta, que no ha sido aprobada por la Comisión Especial, contiene muchos otros aspectos que recogen el amplio consenso sobre una reforma constitucional, mediante una asamblea constituyente, del que han sido parte la mayoría de las organizaciones sociales y políticas.

En la sociedad civil hay también una gran diversidad. Pero predomina el criterio de que en una asamblea constituyente debe estar representada la gran diversidad de la sociedad dominicana de hoy. Aunque básicos en el sistema democrático, los partidos, como los poderes públicos, deben siempre consultar y escuchar a la ciudadanía, para dar dimensión participativa a la democracia que entre todos y todas buscamos fortalecer.

El valor de la Comisión Especial reside en que está llamada a conocer y someter a debate las diferencias y buscar consensos, sin exclusiones de ningún sector ni género. Más aún entre los líderes políticos y sociales.

Las dificultades evidenciadas en los últimos días afianzan el criterio de que se debe negociar un amplio consenso en el seno de la Comisión Especial creada por el Poder Ejecutivo y que los partidos son fundamentales para construir ese gran acuerdo.

Firmado:

ADOTRASOP

Asociación Comunitaria Acción por el Progreso (ACOPRO)

Asociación de Junta de Vecinos Zona Suroeste (AJUVESADO)

Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (ANJE)

Asociación Pro Desarrollo Guaricanos (APRODEGUA)

Centro Antonio Montesino

Centro Aquelarre

Centro de Estudios Sociales Padre Juan Montalvo, Sj.

Centro de Investigación y Promoción Social (CIPROS)

Centro de Investigaciones Económicas para el Caribe (CIECA)

Centro de Planificación y Apoyo Ecuménica (CEPAE)

Centro de Solidaridad para el Desarrollo de la Mujer (CE-MUJER)

Centro Poveda

CEPROS

Colectivo Mujer y Salud

Comité Para La Defensa de los Derechos Barriales

Confederación Evangélica Dominicana (CONEDO)

Coordinadora Animación Socio-Cultural (CASCO)

Coordinadora de ONGs del Area de la Mujer

Diálogo por la Reforma

Foro Ciudadano

Fundación Dominicana para la Promoción y Acción (PROPAS)

Iniciativa Caribeña

INTEC

Participación Ciudadana

Red Dominicana por el Desarrollo Social Participativo (SOCIALPART)

Sistema Nacional de Integración Comunitaria (SINADIC)

UVA