Sobre El Proyecto De Reforma A La Ley Electoral 275-97

1.- Celebramos que la JCE y los partidos hayan logrado consenso para la implementación de la esencia de las circunscripciones electorales: que los electores podían emitir un voto preferencial, es decir señalar cuál de los candidatos propuestos por su partido es su preferido. En este caso las listas deben presentarse por simple orden alfabético.

2.- Apoyamos la ref. Art. 86 que establece tres niveles de elección: 1er. Nivel: Para Presidente y Vice-presidente (conjunta) y separados senadores y diputados (2do. Nivel) y síndico, regidores y suplentes, en el tercer nivel.

3.- Acogemos la última reforma al párrafo III del art. 79 que permite que «por razones de fuerza mayor» un representante electo, pueda mudarse de la circunscripción, previa autorización de la JCE.

De ninguna forma favorecemos que se pueda postular a alguien que no resida en la circunscripción.

4.- Nos parecen exagerados los por ciento exigidos en el párrafo II del art. 76 para registrar candidaturas independientes provinciales y municipales, que llegan al 20%. Con tal proporción se garantiza un diputado en una circunscripción de 5 y dos en una de nueve.
Los porcentajes no deben pasar del 10%.

5.- En cuanto a la reforma referente a las «proclamas», art. 87:
Consideramos excesivamente largo que la proclama convocatoria de elecciones ordinarias sea llevada de «a más tardar 90 días» a 135 días antes de los comicios.
Respaldamos que la proclama se mantenga en los 90 días; y que además se penalice de toda promoción de candidatos y pre-candidatos más allá de los locales y reuniones de los organismos partidarios.
Es decir que se prohiba todo género de promoción pública de candidatos o pre-candidatos, sea a través de marchas, caravanas, afiches, radio, televisión y periódicos de circulación nacional, o cualquier otro medio fuera del período de campaña de 120 días.