Sectores difieren sobre permanencia de la LMD

Dirigentes políticos, municipalistas y representantes de la sociedad civil emprendieron un amplio debate ayer acerca de la pertinencia del funcionamiento de la Liga Municipal Dominicana (LMD), en el que los distintos sectores manifestaron opiniones encontradas.

Al intervenir en la Mesa Redonda sobre Transparencia y Gobernabilidad de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), Javier Cabreja, director ejecutivo de Participación Ciudadana, sostuvo que la LMD debe ser sustituida por un organismo de menor envergadura y presupuesto más modesto, puesto que la actual estructura no responde a los marcos legales, además de que sólo se presta al clientelismo político.

En el foro, los juicios de Cabreja encontraron oposición significativa. El secretario de Asuntos Municipales del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Ignacio Ditrén, dijo que la municipalidad dominicana aun no se fortalece lo suficiente como para prescindir de la Liga.

Asimismo, el frente político del foro, compuesto por regidores y funcionarios municipalistas, se apuntó en la corriente que favorece la continuación de la LMD. De igual manera, Servio Tulio Castaños Guzmán, vicepresidente de la Finjus, una entidad de la sociedad civil, también se unió a las voces que abogan por el fortalecimiento de la Liga Municipal.

A Fidias Aristy, secretario general de la Liga, le tocó la conclusión del encuentro. Dijo que la percepción de impertinencia que la institución  se ganó en el pasado no es razón para “escribirle el epitafio”, sino para fortalecerla.

Pero Cabreja reiteró que la Liga no ha contribuido con el fortalecimiento del poder municipal, sino que al contrario, lo ha debilitado.

Manifestó que es una institución que se caracteriza por su inoperancia, alto índice de clientelismo político y falta de transparencia.

Mientras que Ditrén señaló que las debilidades de la Liga se originan en la falta de autonomía con que cuentan las alcaldías dominicanas, por lo tanto, dijo, es necesario fortalecerla con fines de que la administración local se haga sentir.

En el foro salió a relucir que el proceso de reordenamiento del Estado se encamina a la centralización, observable en un proyecto que reposa en el Congreso Nacional para hacer competencia  del Gobierno Central la regulación de la publicidad exterior. En tanto, dirigentes  del poder municipal evadieron opinar sobre la capacidad de los cabildos de comprometerse en préstamos más allá de su período. 

Por la sala capitular
Waldys Tavrras y Consuelo Despradel, regidores del Distrito Nacional, criticaron que la LMD incline de forma sutil la balanza a favor de los alcaldes, lo que va en detrimento de las salas capitulares.