Renuncia Consejo Anticorrupción PC rinde cuentas Participación en Consejo Asesor en Materia de Lucha Anticorrupción

Participación Ciudadana, realizó un encuentro con organizaciones de la sociedad civil, para rendir cuentas de su participación en el Consejo Asesor en Materia de Lucha Anticorrupciónde la Presidencia de la República.

En la actividad el coordinador general, Ramón Tejada Holguín leyó un documento que contiene los trabajos de la institución en este consejo creado  por el Poder Ejecutivo, el pasado mes de Julio del año 2001,, mediante el decreto 783-2001.

Documento presentado a las organizaciones de la sociedad civil en el encuentro: 

En Julio del año 2001, mediante el decreto 783-2001 se creó el Consejo Asesor en Materia de Lucha Anticorrupción de la Presidencia de la República. Estuvo conformado por el Secretario de la Presidencia, El Consultor Jurídico del Poder Ejecutivo, El Procurador General, El Contralor General, El Director del Departamento De Prevención de la Corrupción, El Procurador Fiscal del Distrito Nacional, El Procurador Fiscal de Santiago de los Caballeros, Un representante de la Iglesia Católica, Un representante de la Iglesia Evangélica, Alianza ONG, Asociación de Jóvenes Amantes de la Paz y como suplentes de estas tres últimas entidades y Participación Ciudadana; como miembros titulares. En calidad de suplentes se nombró a: El Voluntariado Nacional de Prevención de la Corrupción, Foro Ciudadano y Bloque de Organizaciones No Gubernamentales.

En su decreto de integración se establecieron como funciones las siguientes:

a)     Recabar Informaciones Generales y Particulares, a objeto de presentárselas al Presidente de la República, sobre los distintos niveles y modalidades de la corrupción en la administración pública.

b)     Formular propuestas concretas sobre las herramientas, mecanismos y procedimientos necesarios para hacer más ágil y efectiva la labor de combate a la corrupción administrativa;

c)     Elaborar los proyectos de leyes, decretos reglamentos que fueren de lugar para viabilizar la labor de combate contra la corrupción, sometiéndolos al Presidente de la República para los fines correspondientes.

  Para aportar al proceso de cumplimiento de las funciones del Consejo Participación Ciudadana produjo diferentes propuestas al Consejo.

Completar el trabajo de revisión de los marcos legales que tipifican, sancionan y prevén la corrupción pública. Participación Ciudadana puso a disposición del Consejo Asesor el Inventario de Leyes, ante proyectos y  por la institución.

Se envío una comunicación en noviembre del 2001 sugiriendo al Poder Ejecutivo que respalde el  Proyecto de Ley de contratación para el diseño y ejecución de obras y servicios  del Estado, presentado por el CODIA, así como varios de los ante proyectos que buscan trasparentar el presupuesto Nacional, y la elaboración de una propuesta para dar autonomía a la Contraloría  General de la república.

Se pensaba elaborar un diagnóstico de la corrupción en la administración pública, sugerimos que se formara una comisión del consejo que conduzca el proceso y que realice algunas consultas entre los expertos en el  tema y que puedan contribuir a definir la metodología adecuada para realizar dicho diagnostico, de manera que sus resultados resulten confiables y objetivos. En realidad Participación Ciudadana veía el diagnostico como una herramienta que permitiría identificar las áreas prioritarias hacia donde debe conducirse el trabajo. Es decir las áreas de mayor riesgos.

También se propuso que se pusiera el énfasis en la creación y puesta en práctica de las Comisiones de Auditoria Social desde el Departamento de Prevención de la Corrupción, para que esta comisión se constituyera en un mecanismo de control ciudadano del ejercicio Público.

Se insistió en la necesidad de poner en ejecución la Ley de Servicio Civil y Carrera Administrativa. Lo cual unido al fortalecimiento de los procesos de modernización e institucionalización del Estado ayudarían a limitar las discrecionalidades de los/ as funcionarios/ as , promoviendo una gestión mas transparente de los fondos Públicos.

Sostuvo la necesidad de hacer contacto con consejos similares que existen en países como Paraguay, Perú, Honduras, Colombia y Ecuador, entre otros, con el fin de intercambiar informaciones y experiencias, que puedan ser útiles para los resultados que esperamos alcanzar.

Esta primera comunicación se envío en Noviembre del año 2001, . hace más de un año. Estas observaciones fueron escuchadas, pero en la realidad no fueron tomadas en cuenta en el accionar del Consejo Asesor. De todas maneras, PC entiende que la Lucha contra la corrupción no es algo que se resolverá de la noche a la mañana, ni es sólo competencia del Estado, sino que todos tenemos un grano de arena que aportar.

En diciembre del año 2001, el  Consejo formó una subcomisión en la que participaban representantes del DPCA, de la Contraloría General de la República y Participación Ciudadana.  Se realizaron más de diez reuniones de está subcomisión, las reuniones se discutieron importantes aspectos para la elaboración del método a través del cual se debería realizar el diagnostico sobre el estado de la corrupción que debía presentar el Consejo Asesor al Presidente de la República. Como integrante de esta subcomisión nos correspondió la convocatoria de la mayoría de las reuniones de la misma, así como la elaboración de un menú de opciones para llevar a cabo estas responsabilidades. Este constituyó el segundo documento en el cual Participación Ciudadana planteaba su visión de las actividades del Consejo.

En marzo del 2002, en coordinación con Alianza ONG´s, Foro Ciudadano, Voluntariado Nacional de Prevención de la Corrupción,, Bloque de Organizaciones No Gubernamentales y la Asociación de Jóvenes Amantes de la Paz,  enviamos una tercera comunicación al Consejo.

Las principales propuestas de esta tercera comunicación giraron en torno a la necesidad de que el Consejo supere la inercia con la cual estaba trabajando, con este fin planteamos retomar la periodicidad de las reuniones de trabajo, disponer de los recursos adecuados para que la secretaría ejecutiva del consejo pueda operar eficientemente y como muestra de la voluntad política de combatir la corrupción, pedimos la promulgación del decreto que crea las comisiones de auditoria social, formulado por el  DPC con el concurso de diferentes organizaciones de la Sociedad Civil.

Esta última comunicación, firmadas por todas las organizaciones de la sociedad civil del consejo fue leída en una de las reuniones, se acordó su discusión en una próxima reunión sin que esto se haya producido hasta el momento. Nuestras entidades han sido reiterativas en la necesidad de que se realice una reunión del Consejo y se discuta los aspectos contenidos en esa comunicación.

Lamentablemente las convocatorias y seguimiento al proceso dependieron de un funcionario con una agenda y responsabilidades múltiples, razón por la cual el seguimiento ha este consejo paso a ser una tarea más. Las reuniones del Consejo no se realizan con la celeridad debida, pocas veces hay quórum y no se ha discutido cabalmente a lo interno el diagnostico que se le presenta al presidente de la República. Las escasas oportunidades en que ha logrado reunirse el quórum necesario para operar, salvo cuando se aprobaron los reglamentos de funcionamiento y se crearon dos comisiones, que aunque cumplieron su rol, no recibieron el respaldo del pleno de este Consejo en sus tareas.

Las discusiones y definiciones de aspectos estratégicos para este Consejo, como son la agenda legislativa en materia anticorrupción y la presentación de un balance en torno a la corrupción, resultaron ser temas coyunturales e improvisados, sin prestarles además el tiempo y la rigurosidad requerida.

En una  reunión realizada en el mes de diciembre,  reiteramos la necesidad de que los funcionarios pertenecientes al consejo y que sólo habían asistido a una o dos de las primera reuniones, que tenían más de un año fuera del consejo  (Fiscal del Distrito Nacional, Fiscal de Santiago, Consultor Jurídico), retornaran al mismo a dar cumplimiento a la responsabilidad que nos delegó el Presidente de la República. Pedimos, también, la modificación del reglamento de funcionamiento del Consejo con el fin de hacer más operativa esta instancia, y poder funcionara con un quórum estable. Pedimos presentar al Presidente de la República un documento con recomendaciones sobre las acciones prioritarias en materia de legislación y acciones de prevención a desarrollar, así como dotar al Consejo de un espacio físico y de personal técnico mínimo que diera seguimiento al cumplimiento de las responsabilidades; por último sugerimos que se eligiera una comisión que trabajara en estos aspectos.

A pesar de esto, ninguna de las propuestas fue acogida, por lo que presentamos renuncia de nuestra posición en ese Consejo. Creemos que ya no podemos dedicar más esfuerzo y tiempo a un espacio que a un año y medio de salida no ha logrado funcionar periódicamente y mucho menos articular una sola propuesta en la línea que establecen las funciones que le fueron conferidas.

Estamos conscientes que se requiere del concurso de todos los sectores para enfrentar este mal, no obstante la disposición y actitud gubernamental deben jugar un papel importante en este proceso. Sin embargo, hay que decirlo a fin de cuentas el Consejo no elaboró un diagnóstico, ni estableció las áreas de riesgo de la corrupción. En el día de hoy se está presentado al presidente de la República un documento diagnostico que en realidad es la reelaboración del documento elaborado por la firma Casal y asociados.

A continuación carta que le remitimos al Presidente de la República.

Señor
Ing. Hipólito Mejía
Presidente Constitucional de laRepública Dominicana
Su Despacho.-

Vía:    Lic. Sergio Grullón
Secretario de Estado de la Presidencia
Presidente del Consejo Asesor en Materia Anticorrupción

Señor Presidente:

Reciba Usted nuestro saludo.

Cuando en Julio del año 2001, fuimos designados por Usted en la matricula del Consejo Asesor en Materia de Lucha Anticorrupción de la Presidencia de la República, creado mediante el decreto No. 783-01, recibimos con gran interés y disposición de trabajo esta designación, por entender que de esta forma, desde el Ejecutivo, se enviaba la señal de dar cumplimiento a los compromisos de campaña asumidos en torno a este tema. 

Estos compromisos de combate a la corrupción fueron expresados con precisión en su discurso ante la tercera Conferencia Nacional de Prevención de la Corrupción realizada el 2 de febrero del 2000, citamos:  “El flagelo de la pobreza nunca podrá ser eliminado sin una decidida acción estatal y la acción estatal nunca podrá lograr sus objetivos mientras persista  la corrupción, en consecuencia la lucha por combatir la pobreza y erradicar la corrupción está a la base de nuestra encrucijada nacional”.  

Ante la coincidencia de Participación Ciudadana con el entonces candidato y hoy Presidente de la República, de que la pobreza y la corrupción deben ser dos de los aspectos prioritarios de cualquier gestión gubernamental, decidimos poner todas nuestras energías y empeño en coordinar esfuerzos con la presente administración en tan importante tarea, conocedores de que la solución de dicho mal debe ser asumida por todos los sectores que conforman la sociedad dominicana. 

El país necesita urgentemente de la definición de una clara política anticorrupción y pensamos que uno de los espacios para definirla pudo haber sido el Consejo Asesor en Materia de Lucha Anticorrupción; sin embargo, a diez y ocho meses de juramentado, vemos con preocupación que no se ha logrado cumplir con los objetivos para los que fue creado, debido a la ausencia  de planes de trabajo y a la falta de compromiso de algunos de los integrantes de este Consejo.  En reiteradas ocasiones se ha hecho el compromiso de superar la inercia, sin que se haya cumplido, a pesar de los esfuerzos que hemos desarrollado algunas de las entidades miembros. 

Por las razones señaladas, el Consejo Nacional de Participación Ciudadana, le presenta su formal renuncia al Consejo Asesor en Materia de Lucha Anticorrupción de la Presidencia de la República.

Agradecemos sobremanera que haya confiado en Participación Ciudadana para la conformación de esta instancia de coordinación, demostrando su vocación de integrar a la sociedad civil en sus planes, como lo ha hecho también en otras áreas, sin embargo, es evidente que el Consejo Asesor debe ser reorientado y redefinidas sus actividades y mandatos.

Atentamente,

Ramón Tejada Holguín
Coordinador General de Participación Ciudadana 

Cc.:  Integrantes Consejo Asesor en Materia de Lucha Anti Corrupción.

Nota: 
Esta carta se entregó el pasado martes 14 de enero de 2002, en la reunión del Consejo Asesor en  Materia de Lucha Anticorrupción de la República Dominicana.