Reiteramos nuestra independencia ante designaciones del Gobierno

Santo Domingo, República Dominicana. En relación a la designación de nuestro actual director ejecutivo, Carlos Pimentel, en una posición gubernamental, o cualquier otra que pudiera producirse de algunos de nuestros miembros o colaboradores/as, Participación Ciudadana reitera su condición de institución de la sociedad civil y representante en el país de Transparencia Internacional. En ese sentido, no tenemos ni asumiremos vínculos orgánicos, ni representación en ningún gobierno. Cualquier designación que asuman nuestros miembros y colaboradores/as es una decisión y responsabilidad personal a la que tienen todo el derecho como ciudadanos/as dominicanos/as.

Valoramos la entusiasta acogida que ha tenido el anuncio de la designación de Carlos Pimentel al frente del organismo rector de las compras y contrataciones del Estado y sabemos que además de ser un reconocimiento a sus cualidades personales, es una expresión de la confianza que la ciudadanía y la opinión pública han depositado en nuestra organización.

En sus 26 años, Participación Ciudadana ha sido una escuela práctica de democracia, y, como tal, en ella se han reunido y formado ciudadanos y ciudadanas de la más alta calidad, gente preparada y comprometida con la justicia, la transparencia, la institucionalidad y la lucha contra la corrupción y la impunidad. Varios de nuestros ex directivos que asumieron funciones en los gobiernos del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) o en las altas cortes, lo han hecho sin la menor intervención de nuestra organización y han puesto en alto nuestros principios con un trabajo honesto y responsable.  Entendemos positivo que un proyecto de gobierno comprometido con el cambio invite a participar a ciudadanos/as reconocidos por su trayectoria y esperamos que reciban el apoyo y ejerzan la independencia que exigen las funciones que hoy se les asignan.

Como una gran parte de la sociedad dominicana que expresó en las urnas su deseo de renovación de los tres poderes del Estado, confiamos que se harán realidad las promesas de un cambio positivo, tanto en el gobierno central como en el congreso y la justicia. Siempre hemos participado con propuestas de soluciones a los problemas nacionales. Lamentablemente, la mayoría de nuestros ideales han sido desoídos y en cambio hemos recibido los embates de quienes se aferran a prácticas y culturas políticas y administrativas que tanto daño han hecho a lo largo de toda nuestra historia.

Reiteramos nuestra disposición y compromiso de seguir participando como sociedad civil, presentando propuestas, movilizando a la ciudadanía, manteniendo una actitud crítica y de vigilancia para lograr una República Dominicana más transparente, democrática, justa, libre de corrupción e impunidad y donde se respeten los derechos de todos y todas.

CONSEJO NACIONAL
21 de julio de 2020