Posición PC ante las Próximas Elecciones congresionales y Municipales

Las elecciones congresionales y municipales del 2006 revisten una importancia particular, en tanto las mismas se realizarán en medio de un amplio proceso de modernización de las instituciones electorales y luego de que los partidos políticos con mayor nivel de representación electoral han desarrollado sus convencionesde reorganización interna. Estos  procesos partidarios no tuvieron exentos de dificultades y rebatiñas, al final todos lograron elegir sus principales autoridades. Pero a fin de cuenta serán los resultados del 2006 quienes determinarán la fortaleza del sistema de partidos y el grado de avance en la democratización de los mecanismos de representación electoral.

Tomando en cuenta que la Junta Central Electoral ha comenzado a organizar los comicios, y que estamos a tiempo para poder ponderar las propuestas que buscan mejorar su calidad, Participación Ciudadana  considera oportuno plantear ante la opinión pública nacional las inquietudes que alberga respecto a las elecciones que se avecinan, así como las propuestas que entiende deben implementarse en la organización de dichos comicios para garantizar el fortalecimiento de nuestro sistema electoral y del sistema  democrático.

La campaña electoral para las elecciones del 2006. 

A Participación Ciudadana le preocupa que ya ha comenzado la campaña de promoción de candidaturas,  para unas elecciones que se celebrarán dentro de 9 meses, por lo que sugerimos a la JCE que  convoque a los partidos políticos reconocidos y proponga un compromiso para  aplazar la campaña hasta enero del próximo año, a fin de reducir los costos  de este ejercicio democrático en una nación que aún no se recupera de la  grave crisis financiera y económica que estalló en el 2003.

Las campañas electorales dominicanas son extremadamente  largas y costosas, lo que incentiva el abuso de  los recursos del Estado y compromete excesivamente a los que resultan  elegidos con los poseedores de las mayores riquezas, incluyendo las  provenientes de actividades ilícitas. Van en perjuicios de los candidatos y candidatas  que tienen menores financiamientos, que no se apropian de los recursos  públicos ni alienan su independencia con los grandes poderes económicos. Las  extensas campañas debilitan la institucionalidad de los partidos, pues  tienden a crear grupos con finanzas propias y en detrimento de la unidad.

  Ampliación del  voto preferencial

Para las elecciones del 2006, es necesario profundizar las reformas democráticas que comenzaron a implementarse en los comicios del año 2002. En ese sentido, las listas cerradas y desbloqueadas que permiten el voto preferencialde la ciudadanía, deben permanecer para la elección de los diputados y diputadas y extenderse para la elección de los regidores y regidoras. El voto preferencial reduce la elección de arrastre, fortalece los liderazgos locales y permite a la ciudadanía la opción de elegir entre las distintas ofertas, a  las candidaturas de su preferencia.

Las elecciones del año 2002 demostraron que la gente utilizó masivamente el voto preferencial y que las dificultades que el mismo generó al interior de los partidos, pudieron ser evitadas con una regulación más estricta de las campañas electorales, una mejor acta para el escrutinio de los votos y una más efectiva capacitación de los integrantes de colegios electorales. Lamentamos que la Junta Central Electoral haya decidido limitar el voto preferencial a la elección de los diputados(as) y esperamos que revise esta decisión, aprobando listas desbloqueadas para la elección de las regidurías.

Propuestas para mejorar la calidad del proceso electoral.

Las circunscripciones electorales deben ser rediseñadas atendiendo al propósito de lograr una representación entre los electores y sus representantes, conforme lo establece la ley electoral. Hay que solucionar las dificultades que se presentaron en determinadas provincias, específicamente en Santiago, donde el diseño de la circunscripción operó en perjuicio de los candidatos y candidatas  de los municipios pequeños. No es conveniente la creación de más circunscripciones pequeñas pues estas impactan negativamente en la proporcionalidad y no posibilita la adecuada representación de la minoría y los sectores subrepresentados. En ese sentido, una opción que debe considerarse para lograr un mayor nivel de representación de las minorías es la creación de una circunscripción electoral nacional.

El momento es oportuno para separar las elecciones de senadores de las de diputados  y las de síndicos de las de regidores. Esto permitiría que el elector tenga la posibilidad de votar por un senador(a) de un partido y un diputado(a) de otro partido, o, si así lo prefiere, de votar por un síndico (a) de un partido y por un regidor(a) de otra organización política.

Hay también que considerar la posibilidad de introducir un método de asignación de escaños que permita una representación más proporcional. La experiencia de los países de Centroamérica ha demostrado que el método del cociente electoral permite una distribución de escaños más justas que el método D´Hondt, que es el que hasta ahora se ha utilizado en el país.

Participación Ciudadanacree que elproceso de automatización del registro civil  es el núcleo fundamental de la modernización de los procesos electorales dominicanos. Este proceso debe regular las Oficialías del Estado Civil dando cumplimiento al artículo 8 de la Ley 8-92 en el que se sostiene que “la Junta Central Electoral establecerá para las actuaciones de los Oficiales del Estado Civil un nuevo sistema tributario, consagrando como ingresos de Estado las tasas y derechos que actualmente perciben dichos funcionarios públicos y fijándoles a éstos sueldos del Estado”.PC reitera que no es posible introducir el voto electrónico ni un nuevo documento de identidad personal, si no se consigue primero una adecuada organización de nuestro registro civil y de las Oficialías del Estado Civil.  Nuestra organización trabajará junto a otras organizaciones sociales promoviendo la incorporación de la ciudadanía a este proceso, para garantizar que el mismo beneficie a la mayor cantidad de dominicanos y dominicanas.

Los Partidos Políticos tienen la responsabilidad de organizar los procesos de selección de sus candidatos y candidatas para los comicios del 2006. Participación Ciudadana espera que en estos procesos se permita una participación masiva de las bases de cada partido, garantizando el derecho de cada militante a ser postulado, eliminando cualquier barrera que limite ese derecho y respetando la decisión de la mayoría partidaria. PC espera que cada partido se esfuerce por escoger a sus mejores candidatos y candidatas, así como por conformar una propuesta electoral en la que se respete la cuota de candidaturas femenina y haya una importante representación de la juventud.

Rol de PC en las próximas elecciones. 

Con el propósito de promover una campaña electoral propositiva, Participación Ciudadana solicitará a los diferentes partidos políticos y candidaturas a comprometerse con el cumplimiento de unCódigo de Etica Electoral que daremos a conocer de manera oportuna. Pedimos elevar el nivel y calidad de las opciones que se presente, que la elaboración de propuestas programáticas y que la propaganda política se base en el respeto por la democracia, el debate de ideas. La colocación de la propaganda política debe realizarse de manera que se respete el medio ambiente. Llamamos a los partidos políticos a respetar el período previsto por la ley para la realización de campañas electorales y a la Junta Central Electoral a ejercer su autoridad, limitando el uso abusivo de los medios de comunicación para  la promoción política a destiempo.

Como en otros procesos electorales, Participación Ciudadana desarrollará una observación electoral integral de todo el proceso electoral; que abarcará tanto la  selección de las candidaturas de los partidos políticos, las campañas electorales, el financiamiento partidario, la logística electoral, la jornada de votación y la proclamación de los candidatos y candidatas electas. Igual que en las elecciones anteriores miles de voluntarios de Participación Ciudadana y cientos de organizaciones hermanas estarán en todo el territorio nacional, sirviendo como salvaguarda de la voluntad popular.