PC teme diferencias en JCE afecte elecciones presidenciales del 2012

Afirma que la ley obliga a la JCE consensuar con los Partidos y sociedad civil la designación de nuevo funcionario.

 Participación Ciudadana expresa su profunda preocupación por las razones que han provocado la renuncia de Miguel Ángel García como Administrador General de Informática de la JCE, la forma en que se ha manejado el tema a lo interno del órgano colegiado y las repercusiones que esta grave situación pudiera generar para la suerte de los próximos comicios presidenciales.

El Ing. García llega desde el sector privado a la JCE en el año 1999, en calidad de consultor, debido a la extrema desconfianza que el PLD y el PRSC tenían entonces sobre la JCE de aquella ocasión y su Director de Informática, justamente el propio Ing. Franklin Frías, objeto de la actual controversia.

A raíz del intento reeleccionista del Presidente Hipólito Mejía, se incrementó la desconfianza en una JCE elegida nuevamente por un Senado de mayoría perredeista y la solución fue designar al Ing. Miguel Angel García como Administrador General de Informática,  como superior jerárquico del Ing. Frías, quien permaneció en su posición.

La decisión de darle carácter de permanencia a esta situación luego de las elecciones de 2004 fue incorrecta, pues se mantuvo al Ing. García con la misión de aportar la confianza que no generaba el Ing. Frías, lo que hizo que la relación entre ambos nunca fuera muy cómoda.

El Ing. García informó antes de su renuncia al presidente de la JCE que durante “casi ocho años de intentos, no ha habido un solo día que él –refiriéndose a Frías – demuestre compenetración, respeto, colaboración profesional y trabajo en equipo”, a lo cual la Presidencia de la Junta restaba importancia.

Recientes actividades del Ing. Frías restaban autoridad al Ing. García. Ejemplo de ello es que envió un memorándum en fecha 23 de agosto de 2011 a todo el personal de informática de la JCE, en la que con su sola firma instruye que cualquier cambio en la Base de Datos de la JCE solicitado por otras instancias debe ser autorizado por él o serle informado, desconociendo que el principal responsable técnico en el área de informática era el Ing. García.

El Ing. Frías generaba en el pasado desconfianza en el PLD y el PRSC, durante dos períodos en que la JCE fue designada por un Senado mayoritariamente perredeista (1998, 2002), y se buscó una solución que satisfizo a ambos partidos. Ahora, el mismo Ing. Frías genera desconfianza en el PRD y en el PRSC, en momentos en que se tiene una JCE designada por un Senado mayoritariamente peledeista. Por tanto, debe igualmente buscarse una solución que traiga nuevamente la confianza en uno de los departamentos fundamentales para el éxito de las elecciones como es el de informática.

La solución debe ser aportada como en el pasado, a través de un trabajo colegiado de los miembros de la JCE, en un marco de total transparencia, respetando el mandato contenido en el literal b) del artículo 6 de la Ley Electoral, que obliga a la JCE a designar al responsable principal del área de cómputos previa consulta con los partidos políticos.