PC espera accionar del DPCA ante denuncia contra Amable

El Director Ejecutivo dijo esperar que este caso no se quede en el limbo.

El director ejecutivo de Participación Ciudadana, Javier Cabreja, llamó al Departamento de Persecución de la Corrupción Administrativa, a tomar las medidas legales pertinentes sobre las denuncias de irregularidades en la Liga Municipal Dominicana durante la gestión de Amable Aristy Castro.

Javier Cabreja indicó que las auditorias realizadas por la Cámara de Cuentas y reveladas en el programa El Informe con Alicia Ortega, revelan un manejo irregular y descontrolado de los recursos de la Liga Municipal bajo la dirección de Aristy Castro.

 

El Director Ejecutivo de PC calificó grave que la Liga haya gastado mas de 116 millones de pesos en pagos para beneficio personal del  secretario general y actual senador, Amable Aristy Castro, según  auditoría de la Cámara de Cuentas del 2006.

Cabreja reveló que la auditoria también detalla que ese año se erogó RD$84,187,688.78, por  ayudas a pobres y a beneficiarios “inexistentes” en el padrón de la Junta Central Electoral.

El Representante de la Sociedad Civil señaló que todos hechos dolosos que refleja dicha auditoria están tipificados en las leyes dominicanas como malversación de fondos, nepotismo e enriquecimiento ilícito, por lo que ahora le tocará al DPCA y a las autoridades reconfirmar y adoptar las medidas legales pertinentes en contra del o los responsables.

“Los actos de corrupción no deben quedar impunes en la República Dominicana por lo que solicitamos a Hotoniel Bonilla, director del Departamento de Persecución de la Corrupción Administrativa a analizar esta auditoria y accionar” reclamó Javier Cabreja.

También rechazó los pagos múltiples que se les hacía al mismo personal en diferentes nóminas y el nombramiento de familiares de Aristy Castro.

Cabreja dijo que el programa El Informe con Alicia también reveló que la Liga  emitió en el 2006 cheques por RD$48,022,381 por  aportes a los ayuntamientos y juntas municipales “menos favorecidos”, así como la realización de operativos médicos y entrega de ayudas carentes de documentación que los justificara.

Calificó como lamentable que dicha auditoria arrojara que 16 vehículos de motor, 13 maquinarias pesadas, un autobús y 22 motocicletas los tenían amigos, familiares y otros, “cuyas actividades no estaban directamente relacionadas con los objetivos y atribuciones de la entidad”.