Participación Ciudadana presenta sus observaciones al Anteproyecto de Ley Orgánica de la Policía Nacional

Participación Ciudadana presentó sus observaciones al Anteproyecto de Ley Orgánica de la Policía Nacional  a la Comisión Bicameral presidida por el Senador Julio César Valentín, durante las vistas públicas celebradas en el Salón de la Asamblea Nacional.

El movimiento cívico apartidista reclamó la necesidad de que una vez por todas se instale un cuerpo policial que genere confianza y credibilidad entre la ciudadanía, y además desarrolle entre sus miembros un sentido de pertenencia y de compromiso institucional. Es decir, la creación de una institución que provea a sus integrantes no sólo los salarios dignos  y el equipamiento adecuado, sino también de una mística y sentimiento de que ser policía es una carrera digna y noble.

Con respecto al Considerando Tercero, donde se señala que el Estado dominicano debe construir “un clima de seguridad ciudadana”,  subrayan que debe ser revisado, ya que la misión del Estado dominicano no es construir un clima, sino que debe “diseñar, desarrollar e implementar una política pública de seguridad ciudadana”.

De igual manera, Participación Ciudadana afirmó que el Anteproyecto adolece de una vinculación con leyes importantes, tales como: Ley sobre Función Pública No. 41-08; Ley Orgánica de la Administración Pública No. 247-12; Ley sobre el Acceso a la Información Pública No. 200-04; Ley sobre el Código de Conducta del Funcionario para hacer cumplir la Ley No. 672-82; y Ley sobre el Derecho a la Llamada No. 6-96. Es esencial también establecer un nexo con tratados sobre derechos humanos ratificados por el país, tales como la Convención Americana sobre Derechos Humanos; el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; la Convención Interamericana contra la Corrupción; la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la mujer (CEDAW); y la Convención Interamericana para prevenir, sancionar  y erradicar la violencia contra la mujer (Convención de Belem do Pará).

El Anteproyecto de Ley Orgánica de la Policía Nacional precisa de una visión de equidad y de género, para lo cual el Consejo Superior Policial debe  fomentar  políticas dirigidas al ingreso y permanencia de las mujeres, el acceso a cargos de dirección, de forma tal que la equidad de género se integre de manera sistemática al proceso de formación policial y, en general, en todas las actividades de la institución. Es fundamental que el hombre y la mujer policía participen en igualdad de condiciones, tanto en el marco institucional como en el clima organizacional.

Participación Ciudadana solicitó la resolución de situaciones de jerarquía dentro de la cadena de mando, tanto interna como externa, como, por ejemplo, entre el Ministro de Interior y Policía y el Director General de la Policía Nacional, entre el Procurador General de la República y el Director General de la Policía Nacional. También enfatizó el tema de la policía técnica judicial, cuya dirección funcional y legal la ostenta el Ministerio Público.

La doctrina policial debe ser concebida como parte esencial de un Estado social y democrático de derecho y debe ser reflejada en su cultura organizacional.  Los miembros de la Policía Nacional deben desarrollar una nueva relación con los ciudadanos, exhortándolos a tener una mayor influencia en el establecimiento de prioridades de los servicios policiales locales e involucrándolos en los esfuerzos para mejorar las condiciones humanas en los barrios. Por consiguiente, el énfasis acordado al trabajo policial debe quedar desplazado de una respuesta aleatoria a las llamadas de los ciudadanos, a la prevención y resolución de los conflictos comunitarios. La implementación y desarrollo de la filosofía comunitaria en las acciones policiales es imprescindible; ésta debe aplicarse a todo el cuerpo policial de forma institucional, a todas las personas y a las demás autoridades de todo el país. Con las estrategias, el esfuerzo y la dedicación necesarios se conquistarán la visión de una policía moderna y democrática integrada a la seguridad de todos y cada uno de los que componen la sociedad dominicana.

De igual manera, Participación Ciudadana consideró que en el anteproyecto se debe incluir la creación de un  Centro de Mediación de Conflictos, como un espacio para construir la convivencia pacífica dentro de la institución policial, que promueva entre quienes atraviesan situaciones difíciles, el encauzamiento de sus conductas hacia la tolerancia, el respeto y la comprensión.  Esta iniciativa mejoraría la calidad de vida de los miembros en los entornos familiares, laborales y sociales a nivel policial y de la comunidad en general.

Participación Ciudadana subrayó que la transparencia institucional es un elemento que no debe estar ausente en el Anteproyecto, ya que los miembros de la Policía Nacional deben estar dispuestos al control social y estatal, y a asimilar la importancia de que el ejercicio de la función policial tiene que estar sujeto a plena claridad y visibilidad, haciendo público y rindiendo cuentas sobre su comportamiento, la gestión y el uso adecuado de los recursos financieros y del capital humano.

CONSEJO NACIONAL
Junio 20, 2013