Para elecciones congresuales y municipales 2006 Coordinador General de PC insta a los partidos políticos y candidatos a cumplir el Código de Ética Electoral

El Coordinador General de Participación Ciudadana,apoya la propuesta de que los partidos políticos firmen un pacto en el que todas las organizaciones se comprometan a realizar una campaña electoral en un ambiente de respeto, como se está debatiendo en la actualidad.

Paulo Herrera Maluf  dijo que como en ocasiones anteriores, este movimiento cívico promoverá entre los partidos políticos y los  principales actores de la vida política dominicana a que se comprometan  en cumplir y respetar los 16 principios fundamentales  que sustenta el  Código de Ética Electoral, propuesto por este movimiento en los diferentes  procesos  electorales y, que nueva vez, será presentado en estas elecciones congresionales y municipales a la clase política, para que estos puedan desarrollar una campaña electoral basada en discusiones de ideas programáticas y soluciones de los problemas que enfrenta la sociedad dominicana.

Entiende que la campaña de los candidatos basadas en las descalificaciones de los contrarios y las denuncias sin fundamentos  en nada ayudan al desarrollo de una elecciones limpias y transparentes a la que aspiramos los ciudadanos y ciudadanas del país.

Herrera Maluf Considera que este momento es oportuno para que los partidos políticos y sus candidatos/as a senadores/as, diputados/as, Síndicos/as, vice-síndicos/as y regidores/as, aúnen esfuerzos para crear el clima adecuado para el desarrollo exitoso de una campaña electoral que culmine con unas elecciones congresuales y municipales libre de preocupaciones y sin enfrentamiento.

Entiende que con  el respeto al Código de Ética Electoral que se propone, a los/as candidatos/as y sus colaboradores tendrán un mecanismo de autocontrol, que  contribuirá a la realización de una campaña electoral realmente propositiva y constructiva.

Dijo que este movimiento cívico está convencido de que las campañas que desarrollan los aspirantes a cargos congresuales y municipales deben servir para que los  votantes conozcan los programas de trabajo que desarrollarán nuestros representantes en el Congreso Nacional y los Ayuntamientos del país.

Corresponde a los/as aspirantes a puestos congresionales y municipales convertirse en verdaderos ejemplos de civilidad y   forjadores de relaciones armoniosas que coadyuven con  el clima de tranquilidad y sosiego que requerimos los dominicanos y dominicanas para seguir avanzando hacia una democracia fundamentada en la justicia y la equidad, afirmó Paulo Herrera Maluf.