Oscar Arias dicta conferencia XX años de Participación Ciudadana

Con motivo del XX aniversario de Participación Ciudadana, movimiento cívico apartidista, que se constituyó el 31 de octubre de 1993, el Dr. Óscar Arias Sánchez,  Premio Nobel de la Paz 1987 y ex presidente de la República de Costa Rica,  disertó sobre el tema “La Democracia en las Américas”, durante la cena de gala que celebró la organización el pasado jueves. También estuvieron presentes como invitados especiales, la Diputada al Congreso de España, Trinidad Jiménez, ex Ministra de Sanidad y Política Social y de Asuntos Exteriores y de Cooperación, así como Alejandro Salas, Director para las Américas de Transparencia Internacional.

A dicha actividad asistieron altos funcionarios del gobierno, como el Procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito y la Ministra de Educación Superior, Ligia Amada Melo; miembros del Poder Judicial, como el magistrado José Alberto Cruceta, juez de la Suprema Corte de Justicia, y del Ministerio Público, como la Procuradora Fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso; un numeroso grupo de altos empresarios del área industrial, de las finanzas, del turismo, y de la banca, incluyendo representantes de instituciones empresariales como Manuel Diez Cabral, presidente del CONEP; académicos; representantes de partidos y movimientos políticos; miembros del cuerpo diplomático y consular y de organismos internacionales; y representantes de organizaciones de la sociedad civil.

La apertura del evento estuvo a cargo de Roberto Álvarez Gil, Coordinador General de P.C., quien ofreció una visión panorámica de las dos décadas de trabajo de Participación Ciudadana, resaltando el rol del ciudadano como agente protagónico de la democracia y  los esfuerzos de la organización para impulsar un conjunto de leyes, algunas ya aprobadas y otras pendientes en el Congreso por  más de 6 años, tales como el proyecto sobre Declaración Jurada de Patrimonio y de Enriquecimiento Ilícito, así como la ley sobre partidos políticos y la que versa sobre el Sistema Electoral. “Es importante recordar que para las elecciones generales del 15 de mayo de 2016, se elegirán en el mismo día más de 4,000 cargos: presidente, vicepresidente, legisladores y autoridades municipales, algo inédito en el país desde 1994. Esto quiere decir que la elección será política y logísticamente de alta complejidad”, puntualizó el Dr. Álvarez Gil.

Hizo referencia sobre el déficit fiscal 2012, lamentando que aún “no se conoce a ciencia cierta cuánto fue el déficit”. Deploró “la falta de rendición de cuentas, que después de la crisis financiera de 2003-2004 y la carrera de déficits fiscales posteriores, nuestra deuda pública ha tomado un curso fuera de control, sin que la población lo advierta”, alertando que esa situación no está “sometida a control congresional o de órgano alguno, y ni siquiera aparece en los registros de deuda pública que conoce la población”.

De igual manera, presentó al conferencista, a la vez que  agradeció su presencia, valorando “el trabajo político, al estadista, al hombre de paz y al promotor  de causas como la desmilitarización, el control de armas pequeñas y livianas, la equidad de género y la gobernabilidad democrática”.

El Dr. Óscar Arias Sánchez, agradeció la invitación de Participación Ciudadana, particularme por brindarle la oportunidad de acompañarla en la celebración de su XX aniversario.  Hizo un recuento  sobre la situación actual de la democracia en las Américas, y enumeró una serie de acciones que pueden implementar las organizaciones civiles en la construcción de una mejor ciudadanía.

Explicó que “gobernar en una verdadera democracia no es fácil”, sin embargo  resaltó el deber de un verdadero demócrata para gobernar. Señaló que en el caso “de no existir condiciones, el verdadero demócrata debe crearlas y no destruirlas”, advirtiendo  que “no se debe confundir el origen democrático de un régimen con el funcionamiento democrático del Estado. El voto nunca puede ser un cheque en blanco en manos de los gobernantes. Las elecciones son una parte esencial del proceso democrático, pero no son el proceso democrático. Si un gobernante coarta las garantías individuales, si limita la libertad de expresión, y si restringe injustificadamente la libertad de comercio, subvierte las bases de la democracia que lo hizo llegar al poder”.

El expresidente de Costa Rica afirmó que “si las democracias latinoamericanas no empiezan a rendir frutos, si no reforman sus sistemas políticos para hacerlos más gobernables, si fracasan en satisfacer las demandas ciudadanas, el temor de caer en el caos y la anarquía harán que los pueblos retornen a las viejas líneas de la dictadura. En el afán por hacer de la democracia un fin en sí mismo, perdemos de vista la imperiosa necesidad de que los sistemas políticos brinden resultados: que disminuya la pobreza, que crezca la economía, que haya fuentes de empleo, que se brinde mejor educación y que se garantice la seguridad“, subrayó.

Sobre la ética, hizo una comparación entre las prácticas de comportamientos  humanos y ciudadanos, resaltando el necesario cambio de mentalidad hacia construcción de una ética especial, una ética del  ciudadano, aquella “de quien comparte el sentimiento de unidad, aquella de quien se siente aludido por los problemas de los demás”, aquella que no admite diferencias entre el comportamiento de un funcionario público y de un ciudadano, donde se entienda que todo está conectado y que las acciones individuales tienen consecuencias colectivas, agregó.

El premio nobel de la Paz, resaltó que  “ser ciudadano es sentirse aludido, aunque no se mencione en los diarios”, ya que “en una democracia se nace con un contrato de obligaciones, cargado de exigencias y de demandas”.

En sus palabras finales, reconoció la labor que desde hace veinte años realiza Participación Ciudadana, la cual valoró como indispensable para la prosperidad del pueblo dominicano. Admitió que muchas veces es difícil, pero solicitó levantar los ojos y volver la mirada atrás, hacia aquellos días ya remotos de 1993, cuando Participación Ciudadana nació a la vida. “Miren atrás, miren la larga senda que durante estos 20 años ha recorrido su carreta, miren las huellas de sus ruedas que se remontan hasta donde ya la vista no alcanza. Miren atrás, y tómense un segundo para admirar la labor realizada. Tómense un segundo para darse un aplauso, porque a darles un aplauso he venido yo”.

En  el vigésimo aniversario, y con el apoyo de los miles de hombres y mujeres que creen en la participación ciudadana como un derecho y como un deber, el movimiento cívico reiteró su compromiso de promover el derecho a ser bien gobernados para la consolidación de un verdadero sistema democrático, cuyo eje central sea el ciudadano como protagonista principal.