Observadores internacionales califican proceso electoral deficiente

La Juntas Receptoras de Votos (JRV) podrían ser más eficientes, sino dependieran tanto del partidarismo de las mismas, es una de varias conclusiones de un informe de Observadores Electorales Internacionales del Acuerdo de Lima, dadas a conocer después de las elecciones del 16 marzo.

El partidarismo, el retraso en la instalación de urnas , la falta de conocimiento para utilizar formularios, problemas en el padrón electoral, inadecuados centros de votación y propaganda de los partidos en los centros de votación, son las otras limitantes observadas en el proceso electoral.

Los observadores, un promedio de 25 delegados representantes de distintos países de la región Latinoamericana y de Europa, dijeron que la observación se hizo en los departamentos de San Salvador, La Paz, La Libertad y Sonsonate.

Y aunque reconocieron que hay avances en el proceso democrático, por el clima de respeto y tranquilidad en que se desarrollaron las elecciones, la tolerancia de los partidos y el comportamiento de la PNC, afirmaron hubo problemas que se pudieron evitar.

“Los malos procedimientos de logística en el proceso electoral denotan la carencia de capacitación por parte de los integrantes de las mesas de votación”, dijo Javier Cabreja, observador de la República Dominicana.

Las otras observaciones se refieren a que el Padrón Electoral no contiene a todos los salvadoreños aptos para votar, aunque si estaban en el listado informativo de la JRV del mismo municipio o de uno diferente.

Además, los centros de votación no son adecuados, ya que no reúnen los requisitos mínimos de seguridad y privacidad, para el ejercicio secreto del voto.

Para resolver este problema se debe buscar lugares techados y amplios donde se respete el derecho privado de los ciudadano, dijeron. Y también los observadores pudieron observar que los partidos inducían al voto, tanto en los centros como fuera, el mismo día de la votación.

Las recomendaciones de los observadores se basan en que es necesario despartidarizar y capacitar las JRV mediante la participación ciudadana, la utilización del DUI, implementar el voto residencial y electrónico para el 2004 y el respeto de los partidos políticos a la legislación electoral.

“Confiamos en que El Salvador asuma los retos principales y nos sentiremos satisfechos si se reforma el sistema electoral, con la implantación de mecanismos que faciliten el voto a la población”, añadió Cabreja.

Sobre la propaganda en los centros de votación, los observadores manifestaron que no pudieron apreciar la inducción a la voto, pero sí les llamó la atención la gran cantidad de camisetas y banderas, dentro y fuera de los centros y que los supervisores de la Juntas de Vigilancia no hayan hecho nada para evitar la repartición de camisetas, gorras u otras.

Delegado municipal impide acceso a los medios
Una denuncia que se hace a través de este medio es la actitud prepotente e intransigente, del señor Jacinto Salvador Guerra, delegado de la Junta Electoral Municipal, quien impidió que los medios de comunicación, le dieran cobertura al cierre de la Juntas Receptoras de Votos, ubicada en el Gimnasio Nacional.

Todo inició cuando algunas cámaras de televisión salieron del gimnasio para hacer una tomas de los electores que ya no serían recibidos, porque el centro de votación cerró a las 5 de la tarde

Al querer entrar nuevamente, Guerra había dado la orden. “ A las cinco ya no se puede dejar entrar a nadie”. Se le explicó que eran medios de comunicación, en su mayoría camarógrafos y fotoperiodistas, que tenían el derecho a informar sobre el recuento, pero la respuesta fue: “no puede entrar nadie”.

Incluso se le pidió que señalará en el Código Electoral, donde se prohibía a la prensa entrar. Después de dar vueltas y vueltas con el Código Electoral en la mano, no encontró la base legal y se limitó a decir que ello retrasaba el proceso electoral.

Mientras las cámaras afuera se perdían el recuento, Guerra amenazó a la periodista con sacarla del lugar con la policía. Incluso llamó a un agente para que diera por efectivo la orden.

Es de destacar que este delegado era asesorado por un simpatizante de ARENA, a quien él obedecía.
Al final, los periodistas no pudieron entrar, pese a que el Presidente del TSE, vía telefónica, dio la orden de dejar ingresar a los medios, según informaron fuentes del TSE, que prefirieron el anonimato.