Llamado al PRD, Senado y Gobierno para que apliquen el consenso en la designacion de los jueces electorales

Participación Ciudadana desea reiterar la necesidad de que los actores políticos del país, fundamentalmente el Gobierno central, el Congreso Nacional y los partidos políticos, mantengan y reafirmen la propuesta del consenso para la designación de los jueces titulares y suplentes de la Junta Central Electoral.

La insistencia de las organizaciones de la sociedad civil y de algunos actores fundamentales, así como la aceptación de la presidencia del Partido Revolucionario Dominicano y del propio Presidente de la República, agrónomo Hipólito Mejía, para que el consenso sea lo que prime en la designación de los jueces electorales, ayudará positivamente a eliminar mucha de la tensión que hay acumulada sobre la sociedad dominicana.

La situación general del país, matizada por una profunda crisis del sector energético y la incertidumbre por la posibilidad de que se pierda la estabilidad macroeconómica, requiere que eliminemos factores de conflicto y de inestabilidad interna, especialmente en el ámbito de la política.

En este momento en que factores externos representan serias amenazas, como un conflicto armado en el medio oriente que podría aumentar los precios del petróleo, la recesión económica internacional que mantiene baja la recaudación por concepto de turismo, y las dificultades que representan los fenómenos naturales reciente para los países europeos, debemos cerrar fila en eliminar elementos internos de perturbación.

Los factores internos, que podemos controlar con decisiones políticas acertadas, demandan del Gobierno, del Partido Revolucionario Dominicano y del Senado de la República, mantener viva la propuesta del consenso para la designación de los jueces del tribunal electoral de la República Dominicana.

De aceptarse y ponerse en vigencia la propuesta, se estaría aportando tranquilidad y estabilidad política y económica para el país y para los propios inversionistas que tienen su atención puesta en nuestro país.