La Sala Vecinal En Defensa De Las Areas Verdes

La ciudad de Santo Domingo pierde sus áreas verdes en manos de especuladores de tierras urbanas que valiéndose de títulos ilegales justifican su propiedad.

El medio ambiente es agredido por la construcción descontrolada de edificios de apartamentos que violentan el uso de suelo de nuestras comunidades y por la instalación en estas de plantas eléctricas sin los estudios y autorizaciones requeridos.

Los males ambientales que afectan nuestra ciudad tienen su origen en el tratamiento que reciben en la Sala Capitular, el departamento de Planeamiento Urbano y la Consultoría Jurídica del Ayuntamiento.

La Sala Vecinal, espacio de coordinación de Juntas de Vecinos de zonas residenciales, calificó de alarmante e indignante la ocupación ilegal de las áreas verdes de la ciudad de Santo Domingo.

Especificó la entidad comunitaria que especuladores de terrenos urbanos han destruido miles de árboles, secado lagunas naturales y vendido los espacios reservados para la salud y el esparcimiento humano.

Indicaron que esta práctica se desarrolla en el país desde hace muchos años y como resultado de la misma un amplio sector de la Sala Capitular, Obras públicas y del Tribunal de Tierras han sido convertidos en inmobiliaria privada.

Resaltaron que las Juntas de Vecinos que han pretendido defender sus áreas verdes han sido demandadas ante los tribunales, generándose contra ellas, presiones y chantajes.

Reconocieron que el Síndico del Distrito Nacional Juan de Dios Ventura ha estado asumiendo el proceso de recuperación de las áreas verdes y en función de ello respaldan sus ejecutorias.

Pero clarificaron que para garantizar el éxito de la operación se hace necesario el saneamiento de las áreas de Planeamiento Urbano, Consultoría Jurídica y de Administración del Ayuntamiento.

Por otro lado indicaron, que ya es tiempo de que los regidores presenten a los organismos correspondientes, sus declaraciones juradas de bienes para que algunos de ellos expliquen al país el origen de las riquezas que poseen .

Sostienen que la ciudad se está haciendo inhabitable ya que sin respetar las reglamentaciones que controlan y definen el uso de suelo se construyen edificios, se instalan plantas eléctricas de alto poder contaminante, estaciones gasolineras y plantas de gas, en todo el Distrito Nacional.

La sala Vecinal llamó a todas las Juntas de Vecinos a defender sus áreas verdes, integrándose a un movimiento ciudadano que proteja nuestros derechos ciudadanos.