Informe monitoreo fondos senatoriales

El informe que hoy presentamos a la ciudadanía sobre las asignaciones de fondos a las Oficinas Senatoriales, está basado en informaciones solicitadas por nuestra institución al Senado de la República, vía la  Oficina de Acceso a la Información (OAI), del Senado, durante el periodo agosto/septiembre 2007.

El objetivo del monitoreo es identificar los detalles de los gastos y uso de los fondos, la legalidad de la base que lo sustenta y la transparencia de la rendición de cuentas de dichas ejecuciones.

A partir de agosto del 2006, se abrieron cuentas públicas con los Fondos de Representación y las Oficinas Senatoriales se convirtieron  en oficinas públicas, con una jerarquía institucional.

Los resultados del ejercicio de monitoreo que hemos realizado revela el limitado y restringido acceso a las informaciones públicas, relacionadas con la asignación y ejecución de dichos fondos. Las informaciones requeridas por nuestra institución, tanto a los senadores de manera individual, como a través de la Oficina de Acceso a la Información Pública del Senado, tuvieron un bajo porcentaje de respuestas de calidad y cantidad, conforme a lo solicitado.

Un aspecto importante que debemos resaltar es que  se evidencia en términos generales un uso inadecuando de los fondos asignados a las oficinas senatoriales, porque los mismos en nada fortalecen las funciones de  legislar, fiscalizar y representar, asignadas por la Constitución al Senado de la República.

Fueron sometidas 31 solicitudes a los Senadores, de las cuales se recibieron 18 respuestas, distribuidas en el orden siguiente: 13 vía OAI, de las cuales solo dos  fueron recibidas dentro del plazo establecido por la Ley  de Libre Acceso a la Información Pública (Ley 200-04) y once fuera del plazo. Las otras cinco  respuestas fueron enviadas vía Senadores, y de ellas solo una fue entregada dentro del plazo. En definitiva, de las 18 solicitudes respondidas, apenas tres tuvieron lugar dentro del plazo definido por la Ley. Pero lo más destacado es que 14 solicitudes quedaron sin responder, lo que constituye una negativa de información, de acuerdo a lo establecido por ley.

En cuanto al cumplimiento de las respuestas se recibieron, dos (2) completas, quince (15) incompletas, una que no aplica por haber sido enviada antes del proceso de solicitud y catorce (14) negativas de información.

Entendemos importante señalar que  el presente informe no implica una valoración de la veracidad o calidad de las informaciones remitidas a nuestra institución por parte de los Senadores, más bien, una visión en cuanto al cumplimiento de la ley y el volumen de respuesta a la solicitud realizada.

En tal sentido, reiteramos a la Oficina de Libre Acceso a la Información Pública  del Senado de la República, el  cumplimiento a la Ley 200-04, como parte de los avances en el desarrollo de mejores condiciones y medios para canalizar las informaciones solicitadas, con el objetivo de que la ciudadanía pueda recibir las mismas con la mayor prontitud y calidad.

Desde Participación Ciudadana recomendamos al Señor Presidente del Senado de la República, Reynaldo Pared Pérez, poner empeño en que los legisladores que reciben dichos fondos transparenten su uso, además de que la información relativa a su ejecución se presente realice de manera clara, evaluable y comparable, a través del portal del Senado de la República y así, no dejen espacio a la sospecha de de mal uso, discrecionalidad y clientelismo que rodea la percepción pública de utilización de estos recursos públicos.